La sátira

Yo quiero ser la monja Forcades de Podemos

Fray Josepho

Yo quiero ser la monja Forcades de Podemos.
El clérigo de cuota de la Revolución.
Adlátere tozudo de todos los extremos,
como la teología de la liberación.

Yo quiero ser la monja Forcades, pero en macho.
El monje sedicioso de izquierda radical.
Icono indiscutéibol de todo el populacho,
y odiado por los bancos y por el Capital.

Yo quiero ser la monja Forcades, sin demora.
El ídolo mediático de nuestra TDT.
Lucir en las tertulias junto a Jesús Cintora.
Ciscarme en los Mercados, la Casta y el PP.

Yo quiero ser la monja Forcades. O si acaso,
la monja sor Lucía, que viene a ser igual.
Lo mismo, en masculino. Y dar un buen repaso
a Merkel y a la Troika, que es neoliberal.

Yo quiero ser la monja Forcades, en machote.
Dolerme por los pobres, henchido de piedad.
Creer tal vez en Cristo, pero sin que se note.
Y de esto del aborto, pasar en cantidad.

Yo quiero ser la monja Forcades, en poeta.
Con versos subversivos cual cóctel molotov.
Que puje por mis libros la editorial Planeta,
y andar en los saraos de la progrez esnob.

Yo quiero ser la monja Forcades, pero en hombre.
Un fraile que concilie lo rojo con la fe.
Un clérigo de fama, de lustre y de renombre.
Me vendo muy barato. Pablito, llamamé.

A continuación