La sátira

Pedro, truhán, bandido, no me llamas

Fray Josepho

Pedro, truhán, bandido, no me llamas.
Qué trabajo te cuesta, traicionero.
¡Y en cambio sí que vas a El Hormiguero,
a Sálvame y a todos los programas!...

Pedro, pillín, pirata, que me escamas.
¿Te estás queriendo hacer dicharachero
para ver si te invita la Montero
a soltar en directo tus proclamas?

Pedro, bribón, canalla, no me irrites.
A Mariló, rufián, no me la quites.
Que sus lapsus me ponen como un burro.

Pedro, ladrón, tunante, suelta prenda.
Resérvame un huequito de tu agenda,
o al menos ponme un wásap, que me aburro.

A continuación