La sátira

Susana tiene un marido

Fray Josepho

El gran Pedro de Tena ha venido informando en Libertad Digital sobre el trinque irregular de subvenciones para los cursos de formación de parados. Lo último es que José María Moriche, marido de la presidenta andaluza, Susana Díaz, fue contratado como tutor de formación en esos cursos sospechosamente fraudulentos.

Susana tiene un marido;
Moriche tiene una esposa.
Fíjense ustedes qué cosa,
que ella (y no él) ha ascendido.
Ambos comparten el nido,
pero (cosas del genoma)
es ella la que destaca.
¡Daca y toma
toma y daca!

De tutor de formación
Moriche echaba sus ratos.
Cursos que no son baratos
porque es que son… lo que son:
chanchullos de corrupción
donde te dan un diploma
que es de caca de la vaca.
¡Daca y toma,
toma y daca!

Con los cursos que impartía,
Moriche a su compañera
la formó de tal manera
que ella preside, hoy en día,
la Unta de Andalucía
(que no, que no es una broma,
sino un ascenso de traca).
¡Daca y toma,
toma y daca!

No voy a acusarlos yo
de enjuagues y corruptelas,
aunque él se ganó sus pelas
con esos cursos que dio.
¿Y sirven para algo? No.
Pero alguien, por lo que asoma,
se ha llenado la buchaca.
¡Daca y toma,
toma y daca!

Pero dejemos la crítica.
La pareja es un encanto.
Se aman mucho. Mucho. Tanto,
que ni la odiosa política
rompe su unión, que es granítica.
¡Que otro pringado se coma
las heces de la cloaca!
¡Daca y toma,
toma y daca!

A continuación