De Eugenia Martínez de Irujo a Ainhoa Arteta: los invitados al fiestón en la embajada de Estados Unidos

El pasado martes 28 se celebró una fiesta privada con música española para agasajar a Jill Biden, mujer del presidente de Estados Unidos.

M. G.

Ni la reina Letizia ni Begoña Gómez: Julissa Reynoso, embajadora de Estados Unidos en España, ejerció de anfitriona en una de las grandes fiestas que han tenido lugar esta semana con la visita de numerosas autoridades y acompañantes a nuestro país en el marco de la cumbre de la OTAN. Más de una decena de rostros conocidos se dieron cita en la embajada de Estados Unidos invitados por la embajadora y la primera dama, Jill Biden, que horas antes acudió a la cena de gala que los Reyes ofrecieron en el Palacio Real.

Eugenia Martínez de Irujo fue la encargada de organizar una fiesta flamenca en la que no faltaron gran cantidad de artistas, algunos de sus grandes amigos y mucha música. Allí se dieron cita cantantes como Rozalén, Luz Casal o Ainhoa Arteta, que no dudaron en regalar unos minutos musicales junto a Pablo López, Marina Carmona o Israel Fernández.

fiesta-embajada-estados-unidos.jpg

La diseñadora de joyas compartió un buen número de fotos y vídeos de la velada que demuestran que se lo pasó en grande junto a sus amigos, su pareja Narcís Rebollo y la misma Jill Biden. "¡Qué noche tan increíble y especial. Gracias por todo! Y sobre todo, de haber podido disfrutar de tanto arte que tenemos en nuestro país", escribió Eugenia en Instagram junto a varias fotos charlando y riendo con la mujer de Joe Biden.

Sentados primero en los sofás de un salón y después en la terraza de la embajada para aprovechar la noche de verano, Jill Biden presenció un íntimo concierto en directo de algunos de los artistas más importantes de la música española, como Alejandro Sanz, que acudió acompañado por su mujer Rachel Valdés.

biden-cena-museo-prado-cumbre-otan-2.jpgLa llamativa ausencia de Jill Biden en la cena del Museo del Prado y el Teatro Real

Uno de los mejores momentos de la noche fue la actuación de Pablo López, que emocionó a la primera dama tocando su canción ‘El Patio’ en el piano. Finnegan, la nieta mayor de Biden que ha viajado con ella a Madrid, grabó con su móvil parte de la actuación. Al terminar la actuación, la esposa de Biden no dudó en levantarse a aplaudir y le dio un cálido abrazo al malagueño.

"El silencio asusta, pero a veces es tan bonito que el niño tímido sale a jugar con todo… Qué abrazo más hermoso tiene la Doctora Biden, qué corazón inolvidable el tuyo Julissa, y qué amigos más bonitos tengo en este universo de la música… sigo jugando", escribió López en sus redes sociales.

Tampoco faltó el colombiano Carlos Vives, que además de conversar con la primera dama sobre los objetivos de su fundación ‘Tras La Perla’, se hizo varias fotos con ellas y también se animó a cantar un vallenato, el género musical por excelencia en Colombia.

carlos-vives-jill-biden.jpg
A continuación