Carmen Borrego desmonta sin querer la última mentira de Rocío Carrasco

"Me duele que Rocío Carrasco no viniera a la boda de mi hijo", reza el titular que abre la portada de la revista Lecturas de este miércoles.

Chic

Cuando parecía que el conflicto entre las Campos y Rocío Carrasco se había calmado, Carmen Borrego ha vuelto a soltar una bomba desde la portada de Lecturas. Las últimas semanas han sido muy tensas entre la hija de Rocío Jurado y la familia de María Teresa Campos debido a los constantes desplantes de la Carrasco a las que considera su ‘verdadera’ familia: no acudió a la boda del hijo de Carmen Borrego, Terelu se mostró disgustada con la decisión y María Teresa Campos reconoció que su relación con ella no atravesaba su mejor momento.

"Me duele que Rocío Carrasco no viniera a la boda de mi hijo", reza el titular que abre la portada de la citada publicación junto a una foto de Carmen Borrego en bañador. Para la pequeña de las Campos, Rocío "no estuvo afortunada" en su decisión de no acudir al enlace de su hijo al que ha visto crecer. "Creo que no fue consciente en ese momento del daño que me podía hacer. Ella se dejó llevar. ¿Que a mí me hirió? Sí. ¿Que no lo dijo para herirme?. También".

lecturas-220622.jpg
Carmen borrego

Y añade: "Me llamó el día antes, y a lo mejor eso ella lo consideraba una forma de felicitar, pero me hubiese gustado que me hubiera llamado el día de la boda o el día posterior para preguntarme cómo había ido todo. Nunca dejó cerrado que no iba a venir…". Unas declaraciones que dinamitan por completo las declaraciones de Rocío Carrasco cuando aseguró que avisó a Carmen Borrego de los motivos por los que no asistiría a la ceremonia.

No obstante, puntualiza sus palabras para no quedar mal con ella: "Que me duela que no viniera no significa que me cabree", dice Borrego, que no quiere perder su puesto en Mediaset como 'hermana' y defensora de la Carrasco. Y es que "tanto se les estaba esperando que en la mesa en la que estábamos nosotros sentados había un asiento que ponía "Rocío" y otro que ponía "Fidel". De hecho, extiende su dolor al marido de Rocío Carrasco: "A ella la quiero muchísimo, pero a Fidel le amo".

Borrego, que posa con hasta cuatro modelos diferentes de bañador, coincide con Rocío Flores ya que ambas posan para las revistas de este miércoles, una en Lecturas y otra en Semana. Mientras que la hija de Rocío Carrasco muestra el espectacular resultado de su última operación estética, Carmen Borrego descarta volver a pasar por el quirófano, al menos a corto plazo: "Debo aceptar como soy".

A continuación