Las tres preguntas de Federico Jiménez Losantos a Kiko Rivera tras el testimonio que lo cambia todo

Federico Jiménez Losantos formula tres preguntas a Kiko Rivera relativas a tres puntos negros todavía sin explicar.

Chic

La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó con Isabel González, Carlos Pérez Gimeno y Daniel Carande para abordar todos los temas de la actualidad social. Incluyendo el demoledor programa especial de Telecinco en el que Kiko Rivera acusó de una serie de graves y —a tenor de lo dicho en esRadio— "creíbles" delitos a su madre, Isabel Pantoja.

"Todo lo que dijeron fue una sucesión de delitos continuados, de gravedad", enunció Federico Jiménez Losantos, señalando que equivaldrían a una Isabel Pantoja que lleva "34 años delinquiendo" en base a su comportamiento con las herencias e hipotecas de Paquirri.

No obstante, y pese a lo contundente de las acusaciones, hay aún así una serie de "puntos negros en la declaración de Kiko Rivera" sobre "su herencia, su padre, su infancia y su dinero" que se trataron largo y tendido en la crónica rosa de esRadio, una serie de "enigmas que pueden ser delitos".

El programa, en resumen y según el director de Es la mañana de Federico, fue "de una intensidad televisiva extraordinaria; ahora bien, en el relato hay unas inconsistencias de un calibre que solo porque la película es buena lo pasas por alto".

cantora-herencia-envenenada.jpeg
El programa especial de la polémica | Telecinco

"Lo que no es verosímil, lo que no quiere decir que no sea verdad, es que hasta el 2 de agosto Kiko no supiera nada de ello", dijo Federico Jiménez Losantos. También hay alguna que otra inconsistencia en su relato, como la relativa a las pertenencias de Paquirri que supuestamente ella se habría quedado y guardado en una habitación de Cantora, la que descubrió Kiko Rivera. "Cuando dijo que habían robado en Cantora y llegó Fran Rivera con un abogado y ella aseguró que no había nada de Paquirri porque lo habían robado. Me asombra que no denunciara que era mentira". Son, en todo caso, episodios que "demuestran lo mala que es".

También hay una "segunda cuestión" relativa a la "investigación de las cajas fuertes" y que va mucho más allá de los trajes supuestamente robados o no, y que tienen más valor sentimental que otra cosa, y donde entra un nombre clave que es Ramón Calderón, amigo de Paquirri que asegura que la partición se hizo con arreglo a la ley pero al que Kiko acusa de "sinvergüenza". "El problema es el dinero contante y sonante que entonces eran divisas. Si se iba a ir a América Ramón Calderón es porque evidentemente tenían dinero. La cuestión de fondo es que si lo han investigado tienen que saber algo de lo que había, y seguirlo por Hacienda o registros bancarios. ¿Cuáles eran las cuentas de Paquirri en América? ¿O lo de investigar las cajas fuertes es mentira? No dijeron nada de eso al final", dijo Federico.

Aún queda una tercera cuestión, y es la identidad de una persona que Kiko Rivera no quiso comprometer, pero a la que se refirió en varias ocasiones, y que queda reducida a dos posibilidades: o bien Dulce Delapiedra o su abuela, ya que el Dj dijo que era alguien "a quien respeta y quiere" demasiado como para comprometerla en futuros temas judiciales.

Tres puntos negros que, por tanto, llevan a tres preguntas enunciadas en esRadio por Federico Jiménez Losantos. "¿Es verosímil que nunca supiera nada hasta el 2 de agosto? ¿Qué pasa con las cajas fuertes? ¿Y por qué no ha denunciado directamente?". Porque indicios de "fraude judicial" hay, sobre todo teniendo en cuenta esas palabras en las que reveló que en el reparto de Cantora "un albacea renuncia a la tutela del niño al ver que no se cumple el testamento. Pero es que tenía que haber denunciado cuando han robado al niño porque no se estaba cumpliendo en prejuicio del indefenso, del menor. Es un delito como un piano; no te puedes quitar de en medio como albacea. ¿Le pagaron, le asustaron, vio algo que le molestó, qué arreglos hubo ahí?".

A continuación