Acusan a Jacobo Ostos de organizar fiestas ilegales en casa de sus padres

El hijo de Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal llevaría dos meses utilizando el sótano del chalet de Villaviciosa de Odón para montar eventos.

Chic/Agencias

El programa de Ana Rosa desveló este viernes que un rostro conocido podría estar enriqueciéndose organizando fiestas ilegales en su domicilio. Se trata de Jacobo Ostos, hijo de Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal, que llevaría dos meses utilizando el sótano del chalet del torero y la doctora en Villaviciosa de Odón para montar eventos clandestinos por los que se estaría embolsando una gran cantidad de dinero.

El Dj, del que lo último que supimos es que estaba ganándose la vida en una web de contenidos para adultos, estaría organizando fiestas de jueves a domingo en el sótano de la casa de sus padres, mientras Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal dormirían en el piso de arriba de la vivienda familiar.

Según el programa de Telecinco, Jacobo llevaría organizando estas fiestas alrededor de nueve semanas, y se embolsaría por cada una de ellas hasta 10.000 euros. Con todo organizado a la perfección, el artista cobraría una cantidad de mil euros por una mesa para seis personas. En un sótano en el que la única ventilación sería un ventilador de pie, no faltarían ni bebida a raudales ni un Dj a los platos de una mesa de mezclas para amenizar el evento.

En la lista de invitados se encontrarían hombres con alto poder adquisitivo y chicas de imagen y se paga una barra libre de alcohol y champagne entre las 00:00 de la noche y las 6:00 de la mañana. Según desveló el programa con imágenes filtradas a través de las redes sociales, en cada fiesta habría una media de 30 personas que, además de incumplir el toque de queda y las restricciones sociales, tampoco respetarían la distancia de seguridad ni llevarían mascarilla.

Mari Ángeles lo niega

Mari Ángeles Grajal está indignada por que haya salido a la luz esta información, esta información y la ha desmentido de manera rotunda. "Me acaban de llamar para preguntármelo y es falso todo. Ha estado la policía en casa, me he levantado yo, han entrado y estábamos durmiendo", explicó a la prensa.

Pese a que la Guardia Civil acudió al domicilio ante la cantidad de coches aparcados en la puerta del chalet más tarde de las 00:00 de la noche, Jacobo Ostos no les abrió la puerta ni en la noche del jueves ni en la mañana del viernes.

A continuación