Nubarrones en Cantora: "Isabel Pantoja puede sentar en el banquillo a Kiko Rivera"

La crónica rosa de Es la mañana de Federico versó sobre la contundente entrevista de Mila Ximénez a Kiko Rivera.

Chic

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha contado con Isabel González, Carlos Pérez Gimeno y Alaska para comentar todos los temas de la actualidad social, centrada de nuevo en el drama de Kiko Rivera con su madre, Isabel Pantoja, tras haber descubierto supuestas actuaciones que le perjudican respecto al testamento de su padre, Paquirri.

"Me ha dicho una persona muy muy allegada que él está mal. Kiko está mal", dijo en esRadio el periodista Carlos Pérez Gimeno. "Él ha decidido desde hace un tiempo hacer un punto y aparte. Apostar por lo que no ha hecho bien hasta ahora y portarse con Irene Rosales y sus hijos", aseguró sobre la razón que ha espoleado a Kiko a hacer esta denuncia en la portada de Lecturas.

Detrás de todo, un elemento personal inesperado: algunos episodios oscuros del pasado de Kiko Rivera que, una vez superados, le han hecho reflexionar. "Él ya las adicciones las tiene apartadas y olvidadas. Parece ser que desde que hace una vida más sana él ha empezado a recapacitar, pensar y ver cuál es la realidad y todo lo que pasa a su alrededor, y se ha dado cuenta de que su madre ha hecho cosas que él no está para nada de acuerdo". Kiko, en definitiva, cree que ahora tiene que "tomar decisiones para continuar su vida".

A juicio de Federico Jiménez Losantos, Kiko Rivera "es el clásico chico que sale de un agujero para meterse en otro". Y es que en el fondo de todo está la presencia de Irene Rosales, su esposa y a quien dice defender de los supuestos ataques de Pantoja. Losantos se refirió al titular de Diez Minutos el mismo día que Kiko daba su incendiaria entrevista en Lecturas y en el que se aseguraba que la joven estaba también "en guerra" con Isabel Pantoja, a quien culpa de su distanciamiento con Kiko. "Anima a su marido a tomar las riendas de su vida", escriben en la revista.

Para el director de Es la mañana de Federico, lo de Kiko en el fondo es "una discusión sobre unos papeles que firmó sobre Cantora pero no sobre su padre. Son dos cuestiones diferentes. Y a partir de ahí, Kiko ha dicho que su madre le ha robado, así que tienes que ir a los tribunales o si no quedas como un embustero".

Por tanto —según Jiménez Losantos— lo de "sentar a Isabel Pantoja en el banquillo en realidad es para sentarle a él. Que su madre le hizo firmar sin saber él. Un notario en España tiene un valor muy serio y te informa minuciosamente cuando eres mayor de edad. Lo que él dice es que el notario lo ha engañado y eso es un delito como un piano contra su madre y contra el notario por colaborar en el engaño de la madre. No sabe lo que acaba de decir".

Sin valorar la legalidad o no de lo dado a firmar por Isabel Pantoja a su hijo, la subdirectora Isabel González señaló que existe también la posibilidad inversa, de que Kiko Rivera pueda ser desheredado a raíz de esta conducta. Hay artículos del Código Civil que señalan haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra. Como ella a él le siente en el banquillo… puede hacerlo". Y más, añadió Jiménez Losantos en esRadio, en el caso de Pantoja, que es un "personaje público que vive de su público y de caer bien o mal. Todo lo que dice de ella (mala madre, mala abuela) lesionan realmente la cosa personal de ella. Está diciendo que le ha engañado, hecho firmar lo que no sabía. Es de querella".

A continuación