Josep Maria Mainat y su esposa, ante el juez por el intento de asesinato

El juez revisa este domingo si mantiene en libertad provisional a la esposa de Mainat, Angela Dobrowolski.

LD/Agencias

El juez de Barcelona que investiga el presunto intento de asesinato del productor televisivo Josep Maria Mainat toma este domingo declaración al miembro del grupo La Trinca, en su caso como testigo, y también a su mujer, Angela Dobrowolski, en calidad de investigada.

El productor de televisión Josep Maria Mainat ha sido el primero en llegar a la Ciudad de la justicia de Barcelona. A las 9.50 ha entrado al juzgado donde está citado para declarar sobre el presunto intento de asesinato la noche del 22 al 23 de junio, y del que su esposa Angela Dobrowolski es sospechosa. Mainat ha llegado acompañado de su abogada, Olga Tubau, para comparecer en el Juzgado de Instrucción 32, y antes de entrar ha dicho a los periodistas en la puerta que está "tranquilo" al afrontar la declaración.

Minutos después, a las 10:10 ha llegado Ángela Dobrowolski. El juez la ha citado para revisar si la mantiene en libertad o la envía a prisión provisional a la espera del juicio por el presunto intento de asesinato a Mainat. Dobrowolski, que tiene 37 años y estudia último curso de Medicina, ya declaró ante el juez tras ser detenida acusada de intentar matar a Mainat, en una comparecencia en la que mantuvo que se había limitado a inyectar a su esposo un compuesto vigorizante, porque él se lo pidió para el tratamiento antiedad que sigue desde hace años.

Tras su declaración como investigada, en la que todavía no estaba personado Mainat como acusación particular, la Fiscalía pidió el ingreso en prisión preventiva de Angela Dobrowolski, pero el juez acordó dejarla en libertad provisional, con la obligación de comparecer periódicamente en el juzgado. La mañana de este mismo domingo el juzgado revisará si mantiene en libertad o acuerda prisión provisional para Dobrowolski, lo que la Fiscalía ya pidió tras su detención en verano.

El juez tratará de reconstruir lo sucedido la noche en que Mainat, diabético y de 72 años, sufrió una acentuada bajada de azúcar que le provocó un coma hipoglucémico, cuando ya se había acostado tras pasar una velada con su esposa y sus dos hijos pequeños. Además de las declaraciones de Mainat y Dobrowolski, el juez tiene previsto interrogar en las próximas semanas al personal de la ambulancia que atendió a Mainat tras sufrir el coma, según fuentes jurídicas.

A continuación