María Patiño, "destrozada": pide perdón a Mila Ximénez por un desafortunado mensaje

La relación entre las colaboradoras se ha visto resentida en los últimos meses.

Chic

La relación de amistad entre Mila Ximénez y María Patiño no atraviesa su mejor momento. Las colaboradoras de Sálvame cada día están más distanciadas y un hecho ocurrido esta semana ha dinamitado por completo la relación entre ambas.

La disputa entre ellas comenzó el pasado martes, cuando María Patiño envió desde casa un mensaje de texto poco conciliador a su compañera Mila, que se encontraba en directo en el plató de Telecinco. En el texto, la presentadora de Socialité reprochaba a su amiga los cambios en su discurso cuando tiene que defender a Terelu Campos en alguna de sus polémicas. Mila acabó llorando y lamentando que Patiño se lleve a lo personal los temas de trabajo: "Sí, aún puedo respirar, y trabajar", dijo mirando a cámara antes de abandonar el plató.

Este miércoles, ambas volvieron a encontrarse en el programa y Patiño no pudo evitar emocionarse al reconocer su error: "Me vuelco demasiado en mi trabajo. (...) Me tengo que centrar en lo que me tengo que centrar. No vengo a putear a nadie y menos a Mila. Tengo que hacer las cosas mejor y ya está". Admitió que se entrega "al 100%" a su trabajo, llegando a convertirse en una obsesión: "Me da miedo y pánico no tener trabajo, es un miedo que llevo desde muy jovencita".

maria-patino-mila-ximanez2.jpg

También aseguró que jamás ha dicho nada malo de Mila en privado pero sí reconoció que huye inconscientemente de ella por la dura situación que atraviesa en estos momentos (el cáncer que padece desde hace unos meses): "Nunca me he planteado que le vaya a pasar nada negativo. No siento que huyo pero sé que hay cosas que tengo que hacer mejor (...) Podría haber evitado llegar a esta situación y soy la responsable. No me siento bien conmigo misma, no tenía que haber enviado ese mensaje".

Mila también quiso explicarse y lamentó ver a su compañera tan afectada: "No me gusta verla así, destrozada. No soporto verla así. A mí me rompe. La quiero muchísimo y no la puedo ver destrozada. Parece que le reprocho que trabaje y no es así. Todos tenemos temas personales y cosas en nuestra vida que no hacemos bien", dijo la colaboradora. "Que trabaje mucho no significa que vivas esto en tu día a día. Ella le da poco espacio a su vida personal. Echo de menos que me diga que se ha ido de compras o que me proponga ir a comer. Por eso le pediría que se tomara un descanso y ordenara su cabeza", le aconsejó.

Las discrepancias entre ambas vienen de largo. Como ellas mismas han declarado en varias ocasiones, se quieren y se respetan pero hace meses que están alejadas y no es la primera vez que hacen testigo al público de sus diferencias: "Estamos alejadas ahora. Yo entiendo y sé que ella en este momento no quiere afrontar un tema que le duele (el cáncer) y por eso siempre le digo que estoy bien. Lo único que quiero es que ella esté bien", zanjó Mila.

A continuación