Ágatha Ruiz de la Prada da la última hora sobre el robo de su colección

Ágatha se muestra un tanto pesimista con el robo de su colección, y lo califica de un "desastre total".

Chic/Agencias

Ágatha Ruiz de la Prada ha asistido, acompañada por su inseparable Luis Gasset, con el que lleva seis meses de feliz relación, al estreno teatral de Para hacer bien el amor hay que venir al sur.

Fiel a la simpatía y la naturalidad que la caracteriza, la diseñadora ha hablado del robo que sufrió recientemente, de la nueva etapa de su hija Cósima en Londres, de las deudas económicas de Luis Miguel Rodríguez y, cómo no, de la entrevista explosiva de Corinna Larsen, a la que llama "sinvergüenza".

"El robo, un desastre total. No sé qué habrá pasado. Me llamó la policía y me dijo que tenía buenas pistas, pero luego no me ha llamado más", ha dicho al respecto, aclarando que tiene "sospechas" de alguien, pero que prefiere callárselo, no sea que "encima que me han robado acuse a alguien y termine en la cárcel". Ágatha se muestra en estos momentos algo pesimista con el tema, y cree que "no darán con el culpable, pero ojalá que sí".

La vida sigue, no obstante, y Ágatha acomete sus múltiples proyectos profesionales. "La verdad es que estoy intentando trabajar. A todo el mundo le ha dado un bajón", en referencia a la situación creada por el coronavirus.

Su hija Cósima, que ahora reside en Londres, está viviendo un escenario similar. "Ha terminado su confinamiento hace dos días. Si bajaba a la calle, le ponían 10.000 de multa. La echo de menos", dijo la diseñadora.

Ágatha, que ha pasado por el Deluxe para contar su situación vital, conoce la reciente riña de María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez, y opina que "ha habido mucho jaleo. Yo creo que tiene que dar un poco de espectáculo porque si no esto no se mueve. Los dos son amigos míos, más Jorge Javier". La diseñadora, no obstante, rehúye la polémica de este "folletín", calificando a Carmen Borrego de "gran profesional" y sin apuntar culpables.

Preguntada, por último, por la salida de su ex, Luismi Rodríguez, de la lista de morosos de Hacienda, Ágatha se muestra feliz, demostrando que no guarda ninguna clase de rencor al propietario de Desguaces Latorre. "Yo estoy defendiéndole a tope. Él quiere dejar de ser moroso y pronto dejará de serlo".

A continuación