Los duques de Huéscar aplazan el bautizo de su hija Rosario

La madrina de la pequeña Rosario será Blanca Barrera-Cuadra y el padrino Beltrán Palazuelo, hermano menor de Sofia.

Chic

El próximo 11 de octubre estaba previsto que Rosario Fitz-James Stuart Palazuelo, hija de los dúques de Huércar, fuera bautizada en la iglesia de San Román en Sevilla, pero en confinamiento decretado en la ciudad de Madrid ha obligado a Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart a aplazar la celebración hasta que se normalice la situación.

Según informa ABC, aunque todo se había organizado siguiendo las normas impuesta por la Junta de Andalucía, a la que solo asistirían los padres, los abuelos y los padrinos, tenían pensado agasajar a los invitados con un cóctel en la Casa de las Dueñas.

La joven pareja, fiel a su discreción, ha elegido como padrinos para el bautizo a dos personas muy importantes para ellos a nivel personal y familiar. La madrina será Blanca Barrera-Cuadra y el padrino Beltrán Palazuelo, hermano menor de Sofia.

La propia duquesa de Huéscar ha explica a ABC los motivos de la elección de los padrinos: "Tanto Beltrán como Blanca están muy contentos con la noticia. Ambos son muy importantes para nosotros", explica el citado medio. "Blanca es mi amiga íntima y Beltán, además de ser mi hermano, es un gran amigo de Fernando y la persona que nos presentó por lo que nos haría especial ilusión que fuese el padrino de Rosario".

A continuación