Steisy reaparece para contar el motivo de su cambio físico: "Tengo depresión explosiva intermitente"

La exsuperviviente ha llegado a pesar 80 kilos por el tratamiento médico que está recibiendo.

Chic

Meses después de su última aparición televisiva, Steisy regresó este miércoles al plató de Sálvame para dar "el paso más importante de su vida": contar al público el trastorno que padece. El evidente cambio físico de la extronista de Mujeres y Hombres y Viceversa ha sido noticia en multitud de ocasiones durante los últimos meses y ahora ha sido ella misma quien ha desvelado el motivo de su transformación: "Padezco depresión explosiva intermitente".

Según admitió en una emotiva charla con Jorge Javier Vázquez, todo se debe a la medicación que está tomando: "Admitir que tenía una depresión me ha costado mucho trabajo, es un problema que he arrastrado desde pequeña", reconoció con lágrimas en los ojos. "No quiero que se me vea como una persona débil porque admitir que tengo una depresión me ha costado mucho".

steisy-salvame-cambio-fisico.png

"Me han diagnosticado un trastorno explosivo intermitente. No me gusta dar pena y me he machacado mucho, pero no me puedo ni engañar a mí misma ni ser tan dura. Con este trastorno te dan picos, se acelera el pensamiento, yo misma me agoto de escuchar a mi propia cabeza. Todas mis emociones son completamente exageradas: si tengo alegría es como si me hubiese tocado la lotería y si tengo pena es como si se hubiera muerto mi madre", continuó.

Steisy, que está superando la enfermedad gracias al apoyo de su novio Pablo, ha llegado a pesar 80 kilos: "Después de pasar por esos picos y la adrenalina que genero me puedo pasar tres días acostada, te quedas derrotada. Además en ese estado me dan pequeños lapsus, porque estoy fuera de mí (...) Me avisaron de que con este tratamiento me podría cambiar el metabolismo, que esta ansiedad podía salir por cualquier lado y podía ser por comer mucho. Pero me dijeron: si te quieres curar lo que menos te tiene que importar es el físico".

Fueron las críticas en las redes sociales las que terminaron por hundirla pero también las que le han llevado a dar la cara y contar su problema: "De una 34 he pasado a una 42, pero yo estoy sana y si yo no tengo problemas, ¿por qué me tienen que hacer sentir mal con ello? La gente es muy cruel, si me pillan en otro momento me habrían destrozado".

A continuación