El "milagro" que ha conseguido Paloma Cuevas en su año más doloroso

La crónica rosa estuvo dedicada a la figura de Paloma Cuevas y su enorme resistencia mediática.

Chic

La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó con Isabel González, Carlos Pérez Gimeno y Beatriz Cortázar para discutir todos los asuntos del mundo del corazón.

Incluyendo el "silencio" de Paloma Cuevas, tal y como titula ¡Hola! en un artículo dedicado a la todavía mujer de Enrique Ponce, que sigue aguantando carros y carretas a falta de firmar el divorcio definitivo... y sin manifestarse en la prensa.

Paloma Cuevas no habla en las revistas o la televisión, pero como es natural, sí se desahoga con amigos y periodistas. Lo que conlleva que algunos acaben hablando, aunque sea con buena intención. Pero en ningún caso son declaraciones obtenidas de Paloma, subrayó la periodista Beatriz Cortázar: "Ella no se ha pronunciado con nadie, ni siquiera con ¡Hola! con la que tiene relación".

"Os puedo asegurar que, por mucho que se ha preguntado a Paloma cómo lleva la exhibición mediática y las declaraciones de Enrique Ponce y Ana Soria, y hasta lo natural sería que en un momento dado respondiese, el milagro es la contención de Paloma, el no querer opinar".

Y más teniendo en cuenta el divorcio que se avecina, por mucho que éste no vaya a ser conflictivo. Tal y como señaló la periodista en esRadio, esos papeles están ya acordados, preparados e incluso "firmados por Paloma, y solo falta que Enrique venga a Madrid al despacho de abogados a poner su nombre y firma".

Pero, mientras tanto, "Paloma no se pronuncia, no hay manera de que se abra en canal y diga lo que piensa".

A continuación