El minuto de silencio más incómodo de 'Sálvame': la frase con la que Jorge Javier calló a Lydia Lozano

Lydia Lozano arremetía contra Mila Ximénez hasta que Jorge Javier la hizo callar de la manera más tajante.

Chic

El enfrentamiento entre Lydia Lozano y Mila Ximénez, que comenzó la semana pasada en La última cena, resuena fuerte en los demás programas de la cadena. El lunes de Sálvame resultó de lo más incómodo y movido debido, precisamente, a la incapacidad de Lydia para perdonar a Mila Ximénez. Hasta el punto de que Jorge Javier Vázquez tuvo que intervenir para generar el silencio más largo e incómodo visto recientemente en el programa.

Lydia Lozano, fuera de sí, arremetía duramente contra Mila tras sufrir días de acoso debido, de nuevo, al polígrafo al que antaño se sometió de manera secreta por el caso de Ylenia Carrisi. "La que quedó mal fue ella, porque era una cena perfecta que al final fue sobre una tía cabreada. Estoy harta de que a Mila se le consienta todo. Lo que dijo no lo puedo decir aquí, pero a mí nadie me insulta de esa manera. Ya está bien con Mila".

Tras un largo discurso de Lydia entre lágrimas Jorge Javier Vázquez decidió intervenir. Y lo que dijo a buen seguro no gustó nada a Lydia, por lo que pasó después. El catalán espetó a la colaboradora, que se puso en el lugar de los espectadores que tienen que ver todos los días el mal genio de Mila, que "a lo mejor hay gente a la que le molesta verte a ti llorar y desquiciada. Esta televisión le gusta a la gente por las razones que le gusta", dijo para frenarla.

"En tu caso es ver llorar a una mujer continuamente. Si nos ponemos así nos vamos a tomar por saco cada uno de nosotros. Lo que me gusta de esta televisión es que no se sabe por qué funciona. Si tú tienes las claves, vamos a hacer siempre lo mismo", dijo.

Lo que ocurrió fue que Lydia se calló, que Jorge Javier se calló y los colaboradores callaron. Siguió un minuto de silencio entre cómico y dramático, que todos sostuvieron durante interminables segundos. Ella no tuvo más remedio que darle en cierto modo la razón, reconociendo que llevan 12 años juntos trabajando y con un objetivo común.

A continuación