Kiko Matamoros, al límite en 'Sálvame': preocupación por sus dos visitas al médico

Los disgustos en el programa por los ataques de Makoke han hecho mella en la salud del colaborador.

Chic

Kiko Matamoros terminó el pasado miércoles visitando al médico de Telecinco después de sufrir un ataque de ansiedad producido por los ataques de Makoke hacia él y su novia Marta López. Lo que pudo quedar en un susto se volvió a repetir en la tarde del jueves, cuando Matamoros volvió a sufrir otra subida de tensión. El colaborador desveló que es algo que le ocurre de vez en cuando. "Se me concentran los nervios y me produce un dolor horroroso". A esto se suma que sufre hipertensión y estas emociones se manifiestan de forma física.

Lo que más le molesta a Matamoros es la traición, "que se lancen compromisos que además son públicos y me parece muy sucio ese juego". Hace dos años que Kiko y Makoke se separaron y está "harto" de que su exmujer intente mantener activa una guerra en los medios: "La única persona a la que le interesa esta guerra es Makoke. Estoy, por decirlo finamente, hasta las pelotas de que se incumplan compromisos. No me quiero convertir en su juguete para que ella haga caja".

La tarde continuaba y Matamoros empezó a a encontrarse peor, por lo que tuvo que salir de plató para acudir al servicio médico de nuevo. Minutos después, el colaborador regresó más tranquilo y desveló que sus hijos se habían preocupado por él y que se habían ofrecido para llevarle al hospital, aunque no era necesario.

Atrás han quedado las rencillas de Kiko con sus hijos, con los que ha tenido una relación de altibajos. Diego Matamoros está muy preocupado por los últimos problemas que ha tenido su padre. "Nos hemos preocupado mucho por él, hemos estado hablando con él todos los hermanos, nos ha dicho que está bien y eso es con lo que hay que quedarse. Es muy cabezón y no quiere ir al hospital", desveló Diego a las cámaras de Europa Press.

A continuación