Los médicos mandan a casa a Álex Lequio por el avance del coronavirus

El coronavirus ha forzado a los médicos de Álex Lequio a mandarle a casa para atender pacientes.

Chic

Álex Lequio ha tenido que regresar a casa debido a una drástica decisión de los médicos de la clínica Ruber madrileña donde estaba ingresado. Debido al implacable avance del coronavirus y a la necesidad urgente de camas para los contagiados, han habilitado nuevas camas como aquella que ocupaba el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, afectado de un cáncer contra el que lleva ya muchos meses luchando.

De modo que, por el momento, Álex Lequio deberá continuar su recuperación desde su casa en Madrid para, de paso, no exponerse tan fácilmente a un posible contagio del covid-19.

Hay que recordar que, debido a su condición, el joven empresario también es un paciente de riesgo, y los profesionales sanitarios están redirigiendo todos sus esfuerzos al tratamiento del coronavirus, cuyo pico de contagios está aún por llegar.

De modo que Álex Lequio, que llevaba más de dos semanas ingresado, ya está en casa acompañado de su madre, Ana Obregón, que en todo momento ha acompañado a su hijo en el duro proceso de tratarse de su enfermedad, publica la revista Semana. También Alessandro, que no obstante no vive en el mismo domicilio que Ana.

Esta medida extrema ha afectado a multitud de pacientes que no padecen coronavirus, una pandemia que ahora mismo afecta a todo el mundo y que ha confinado a sus hogares a la inmensa mayoría de la población española.

No es que Álex Lequio o su familia no conozcan lo que significa cambiar planes por esta clase de imprevistos. La propia Ana tuvo que suspender su obra de teatro Falso Directo para acompañar a su hijo en su tratamiento.

En todo momento Álex ha mostrado una actitud positiva y, muy seguro de sí mismo, afronta los inconvenientes del tratamiento con entereza. Un proceso largo que no duda que superará para volver a su vida normal.

A continuación