Cristina Fernández: "Soy una persona de retos"

Carlos Pérez Gimeno

Cristina Fernández es uno de los nuevos rostros de Televisión Española, y sin lugar a dudas está revolucionando las mañanas de la cadena. La periodista, que lleva muchos años delante de las cámaras, es la responsable del área de la crónica social en el programa matinal.

"Estoy muy contenta. Soy una persona de retos, siempre imaginé que el corazón de toda la vida se podía recuperar y hay que entretener sin agredir. Cuando colaboré en el programa de esta casa, Lazos de Sangre, tuve muy buena relación con la productora y la directora y con Televisión, me llamaron y aquí estoy encantada trabajando. Este proyecto me entusiasma, he sabido rodearme de periodistas con muy buena información. La audiencia está respondiendo muy bien, es un premio muy inmediato, y se ha notado en el trabajo de todo el equipo. No nos conformamos y queremos más", explicó.

Cris, así le llaman sus amigos, ha pasado la pandemia confinada en su casa con sus tres hombres: su marido y sus dos hijos varones. "Los primeros días estuve en shock, aunque afortunadamente no ha afectado a mi familia. He aprovechado para iniciarme en la meditación, también he hecho mucho deporte, y sobre todo disfrutar de mis hijos y mi marido, hacia tantas cosas que cuando llegaba las 9 de la noche me daba cuenta de lo rápido que se me había pasado el día. Esta experiencia me ha servido para darme cuenta a nivel personal que tenemos todo para ser felices. Tengo planes profesionales, a nivel editorial, aunque de momento los tengo aparcados, porque quiero dar todo en este proyecto".

Al preguntarle por la salida de el rey Don Juan Carlos, su respuesta fue muy concisa. "Por mucho que fuera esperado, previsible y necesario, no deja de convulsionar cómo están sucediendo de rápido los temas en Casa Real. Una huida hacia adelante".

Uno de los temas de la prensa del corazón, que más expectación ha levantado, es sin lugar a dudas la separación de Paloma Cuevas y Enrique Ponce. "Ha sido toda una sorpresa, y pienso que cuando Enrique se vea no se va a gustar nada. El amor y la pasión se entiende, pero su familia se merecía un poco más de discreción".

A continuación