Maite Galdeano humilla en directo a su hijo: "Eras un lastre para mí"

Madre e hijo acudieron al programa de Telecinco para someterse a una terapia de coach e intentar solucionar sus diferencias.

Chic

Cristian Suescun, el discreto hermano de Sofía Suescun e hijo de Maite Galdeano, se ha cansado de ser la "oveja negra" de su familia y este lunes acudió a Sálvame para airear sus trapos sucios durante una terapia con la coach Cristina Soria. Entre otras cosas, habló sobre los problemas que tiene con su madre de la que asegura no haber sentido nunca cariño: "A mi madre le cuesta acercarse a mí y nunca lo va a cambiar, con sus sentimientos es muy fría. Me gustaría que mi madre se acercara más a mí, se acordara más de mí y tuviera más trato conmigo". Según sus palabras, Maite ve reflejado en su hijo a su exmarido, motivo por el que no quiso que viviese junto a ella y Sofía tras el divorcio: "Me ha dicho en más de una ocasión que soy igual que él".

Un día después acudieron al programa madre e hijo dispuestos a solucionar sus problemas durante una nueva sesión de coach en la que Maite explicó los motivos de su distanciamiento. "¿Cómo no voy a querer a mi hijo? Pero quiero que me entendáis. Ha tenido mucho cariño y siempre he estado con él, pero cuando un hijo no te hace ni caso por más que te lo propongas… Era mi niño del alma. Me ha costado enderezar su camino. Tuve un divorcio traumático y con un hijo así no me vi con fuerzas. Yo me quedé con Sofía para moldearla a mi antojo y mi hijo con el padre, porque era un lastre para mí. De ser un chico brillante comenzó a dejar los estudios y a juntarse con personas que le metieron en el mundo de la noche".

Por su parte, Cristian le recordó que ha trabajado durante más de diez años, que jamás le ha pedido dinero y que tiene unos ahorros y no sale de forma "exagerada como podrían hacer otras personas de su edad". "El problema que tienes conmigo sé cuál es: ves en mí el fiel reflejo de mi padre y has tenido con él muchos malos enfrentamientos. Yo soy yo y mi padre es mi padre", contestó.

"Mientras reclamabas cosas te veía vivir una vida de fábula, pero el dinero no cae de los árboles. Eso me crispaba mucho e intentaba corregirte, pero no había manera. Que viviese conmigo sería antinatural porque para mí la noche es para coger el sueño y tener fuerzas para trabajar el día siguiente. ¿Qué tienes a tu nombre hoy? ¡Ni una silla!", le recriminó Maite. "Tengo mi coche, mi moto, mis ahorros", contestó Cristian mientras los colaboradores del programa le apoyaban y acusaban a la invitada de estar humillando a su hijo con sus comentarios. Las redes sociales también se mostraron muy duras y criticaron que acudiese a televisión para hundir a su hijo por dinero.

A continuación