Los nuevos pasos de Pepe Navarro para amedrentar a Ivonne Reyes

El intercambio de demandas entre Ivonne Reyes y Pepe Navarro tiene visos de continuar. Así lo asegura el presentador, que amenaza con más.

Chic/Agencias

La historia entre Pepe Navarro e Ivonne Reyes continúa. Tras dos años de lucha en los que Reyes intentó sin éxito demostrar que Navarro era el padre de su hijo Alex, parece ser que ninguna de las dos partes implicadas se quedaron conformes.

A finales de 2018, Eva Zaldívar y su hija Andrea Navarro utilizaron un tenedor para volver a demostrar que Alejandro Reyes no tenía parentesco alguno con el presentador, hecho que provocó que Ivonne Reyes interpusiese una querella por vulnerar los derechos fundamentales de su hijo.

Con este frente abierto, la actriz y modelo dio una impactante entrevista a Lecturas donde aseguró haber intentado suicidarse por culpa de Pepe Navarro. Esta fue la gota que colmó el vaso y el pasado mes de julio el presentador demandó a Ivonne por lesiones contra el honor y la intimidad, exigiendo una indemnización de 60.000 euros.

Ahora, dos duros palos han golpeado a Ivonne Reyes. El primero es la desestimación de la querella que interpuso contra la exmujer y la hija de Pepe, alegando el juez que no es ilegal hacerse con el tenedor del chico para realizar una segunda prueba de paternidad y conocer la realidad de los hechos. El segundo son las nuevas declaraciones de Navarro, en las que asegura que va a contar toda la verdad sobre lo sucedido.

"A ver, aquí lo único importante es: ¿el niño sabe quién es su padre? Que se lo diga su madre", ha declarado Pepe Navarro sobre el tema. Preguntado por la denuncia por 60.000 euros que ha interpuesto contra ella, se limita a anunciar que "vendrán más". "Al final se hará justicia y ese niño tiene que saber quién es su padre, supongo que ella se lo habrá dicho si lo sabe", ha dicho el periodista.

La guerra de Ivonne Reyes y Pepe Navarro

Se trata de una relación, la de Ivonne y Pepe, tan secreta en su momento como polémica una vez salió a la luz la versión de la presentadora. Este mismo año ella confesó en una entrevista en la revista Lecturas que durante su noviazgo, que por cierto Navarro siempre ha negado, tuvo que someterse en dos ocasiones a un aborto porque él se lo pidió. "Fue una relación que escogí yo, pero no piensas que alguien tenga tanto rencor", dijo la venezolana.

La relación de ambos todavía se ha deteriorado más tras el proceso judicial sobre la paternidad del hijo de la presentadora, del que Navarro se ha ido desentendiendo. El calvario para todos los implicados tampoco ha terminado.

No es el único revés recibido últimamente por Navarro, que estuvo envuelto en un doloroso divorcio de su esposa Lorena Aznar. En 2018 el presentador se deshizo de sus propiedades en común, como por ejemplo una casa familiar de 512 metros cuadrados, cinco habitaciones dobles, salón comedor de casi cien metros, seis baños y una cocina de más de 30 metros cuadrados donde pasó algunos de los mejores momentos de su vida, pero que ya no tenía sentido conservar tras la separación.

A continuación