Belén Esteban lleva otra vez a los juzgados a Toño Sanchís

Sin querer adelantar demasiado, Belén Esteban ha explicado que se trata de una derivada del anterior juicio.

Chic/Agencias

Belén Esteban ha acudido este martes a los juzgados de Torrejón de Ardoz por una demanda interpuesta contra su exrepresentante: "Es una demanda de lo del otro juicio, no es la demanda penal". Muy tranquila y muy simpática con la prensa que la sorprendía en las puertas del juzgado, la princesa del pueblo ha confesado estar tranquila. Acompañada por su inseparable pareja, Miguel, y pisando más fuerte que nunca entraba en el juicio aunque no estaba convocada su presencia.

La colaboradora, eso sí, ha mantenido silencio sobre el caso: "Sabéis que cuando mis abogados me dicen 'habla', yo hablo". "Estoy tranquila, la verdad" ha comentado Belén Esteban, que ha querido desvelar a qué se debía esta visita repentina a los juzgados: "Es una demanda del otro juicio, es una reclamación de cantidades que hemos encontrado, es lo único que os puedo decir porque me regañan". De esta manera, la colaboradora de Sálvame desmentía que se tratase de la demanda por lo penal que está decidida a interponer.

A la salida del juicio, Belén Esteban aseguraba que salía "muy contenta" y cuando le preguntaron por la ausencia de Toño Sanchís, la colaboradora gesticulando como ella solo sabe hacer, confesó: "Perdona, yo tampoco tenía que presentarme pero me he presentado. Yo hablo por mí. Es un asunto muy importante para mí y vengo, yo lo que haga la otra parte...".

Belén ha confesado que no sabe cuándo saldrá la sentencia de este juicio pero, entre todas las preguntas que la prensa le ha realizado, una de ellas ha hecho que se quede ojiplática, ya que le preguntaban por si había echado de menos a su exrepresentante: "¿Perdona? No, desde luego que no". "Ahora tengo que esperar a que el juzgado actúe" terminó diciendo la colaboradora, confirmando que emprenderá las acciones penales que vea oportunas cuando acabe con esta demanda: "Hay que acabar un procedimiento porque, si no, te pueden paralizar. Un señor que no paga y que se lleva lo que no es suyo...".

En cuanto a toda la polémica que se formó hace meses sobre la subasta de la casa de Toño Sanchís, Belén Esteban ha aclarado todos los rumores: "Estoy esperando a que el juzgado se pronuncie, pero, vamos, que la casa es mía".

A continuación