Varapalo judicial a Rocío Carrasco: no puede evitar que hablen de ella

El juzgado de Alcobendas no ha aceptado las medidas cautelares que la hija de Rocío Jurado pedía. 

Chic

Rocío Carrasco acaba de recibir un duro varapalo. El juzgado de Alcobendas no le ha dado toda la razón que ella esperaba. Así lo comunicó la periodista Mónica Vergara en el programa de Las Mañanas de la 1 de TVE. Han pasado casi 20 años desde que la hija de la tonadillera Rocío Jurado y el boxeador Pedro Carrasco se separara de Antonio David Flores y comenzaran una guerra en la que se han visto afectados sus propios hijos.

En su informe pericial de más de 100 páginas, pedía tres cosas: que Antonio David no se ponga en contacto con ella, que este, su mujer y sus hijos no faciliten ningún tipo de información y que no se hable de ese informe perito psicosocial. "Y ahí mete a Fidel Albiac, su marido" como explicó Vergara, ya que la demandante considera que puedes menoscabar su integridad y su interés personal. Resumiendo: no quiere que nadie conozca nada de lo que ella ha argumentado en ese informe pericial.

"Con estas medidas cautelares para que no se hable, está demostrando absoluta desconfianza incluso de sus hijos. Pero el juzgado de Alcobendas entiende que no hay mala fe y después de haber estudiado el proceso no puede prohibir a futuro, es decir, sin que haya pasado y que es evidente que Antonio David no tiene contacto con Rocío Carrasco", aclaró en el programa.

A continuación