Cristiano y Georgina: vacaciones obligadas y cuerpos al sol

La pareja se divirtió en las playas de Formentera. Con ellos iba su hijo mayor, Cristiano Jr. 

Chic

Cristiano Ronaldo y su novia Georgina aprovecharon unos días de descanso tras la lesión de tobillo del jugador para escaparse a la playa. Allí, naturalmente, los dos lucieron cuerpazo tonificado en la arena y el agua de Formentera.

Tal y como muestra la revista Diez Minutos, los dos mostraron su buena sintonía divirtiéndose en el agua. Ronaldo aprovechó bien su baja obligada, llevándose a su hijo mayor, Cristiano Jr, y dejando en Madrid a los más pequeños, la pequeña Alana Martina y los mellizos Eva y Mateo.

De modo que, entre gestos cariñosos, la pareja y el niño navegaron juntos, fueron de chiringuito y se bañaron. Todo ello en compañía de unos amigos y en el barco de la familia Matutes, íntimos del jugador blanco.

Aunque las imágenes que muestran su lado familiar son abundantes, lo cierto es que hacía tiempo que no veíamos a la pareja en tan clara sintonía, con arrumacos, abrazos y risas playeras bajo el sol.

A continuación