Así fue el tenso juicio de Makoke contra Mila Ximénez

El fiscal pidió que la demanda se desestimara por lo que el asunto ya está visto para sentencia.

Chic

Mila Ximénez y Makoke se han visto la caras este lunes en lo que la revista Lecturas llama "el juicio del año". Ambas mantienen desde hace años un litigio provocado por unas palabras de la colabora de Sálvame contra la mujer de Kiko Matamoros, por las que se le piden 30.000 euros y por las que pidió perdón. "He sido excesiva con Makoke. He sido injusta contigo. He hecho un daño innecesario y me he equivocado en muchas ocasiones contigo", dijo en un Sálvame Deluxe. Unas disculpas que no fueron aceptadas. "Me gustaría perdonar a Mila Ximénez, pero no me la creo", dijo Makoke a Semana.

Lecturas presume de ser la única publicación que ha entrado a la sala donde se celebró el juicio y aseguran que ambas llegaron a los juzgados de Pozuelo de Alarcón dispuestas a poner fin a su enfrentamiento. Dentro de la sala, Makoke y Mila se sentaron en el mismo banco, cada una en un extremo y apenas se miraron. Kiko Matamoros estuvo sentado en el segundo banco, sin perder detalle de lo que estaba ocurriendo. Los representantes decidieron no llamar a las protagonistas como testigos. Finalmente, cuando el fiscal tomó la palabra aseguró que "Makoke es una persona que vende su intimidad y, por lo tanto, no puede apelar al derecho de intimidad" y pidió que la demanda se desestimara por lo que el asunto ya está visto para sentencia.

Mila abandonó los juzgados muy sonriente, en compañía de Belén Esteban que acudió para apoyar a su compañera. Por su parte, Makoke mantuvo un rostro serio que reflejaba el varapalo que acababa de recibir junto a su marido Kiko. "No me ha gustado nada lo de hoy. Queda mucho para que esto se resuelva", dijo Matamoros avisando que su mujer podría perder en primera instancia.

A continuación