Juan Carlos huye de la Familia Real y convierte Sangenjo en Mallorca

La localidad gallega de Sangenjo es el nuevo equivalente a Mallorca para Juan Carlos, ahora que la isla está ocupada por su hijo. 

Chic/Agencias

El rey Juan Carlos viajó a Pontevedra para participar en las regatas que llevan su nombre. Tranquilo y sonriente disfrutó de una jornada de navegación y, además, fue el encargado de entregar los premios.

Una vez más, y aprovechando que el resto de la Familia Real ha pasado sus vacaciones en Mallorca, el Rey emérito ha preferido pasar sus días de verano lejos de sus hijos, sus nietos y su esposa, en solitario o en compañía de los verdaderamente allegados. Para ello, no ha dudado en convertir el pueblo gallego de Sangenjo en una suerte de parada mallorquina donde poder realizar una de sus actividades favoritas: la vela.

El domingo 10 de septiembre se celebró en el Village del Real Club Náutico de Sangenjo la entrega de premios de la tercera edición de la Regata Rey Juan Carlos I El Corte Inglés Máster, que premió a los ganadores de las categorías BMW ORC 0-1, 2-3 y Especial, Movistar 6M, Turismo Rías Baixas Clásicos, Nauta Sanxenxo J80, ABANCA Optimist, Vela Adaptada y a los barcos de vuelta al mundo MAPFRE y Dongfeng, que este año han participado en la regata como clase invitada.

Siempre cercano y simpático, el Rey emérito posó con los ganadores igual que con varios jóvenes que vestían los trajes regionales.

La bahía de Sangenjo se ha convertido para Juan Carlos en el nuevo Marivent, posicionándose como su destino vacacional y su lugar favorito para descansar. Después de que el Rey no acudiese este verano a las tradicionales vacaciones de familia en Marivent, Galicia se ha convertido en su refugio pudiendo disfrutar de su gran pasión, las regatas.

A continuación