Otras ocho actrices en el punto de mira del agresor de la ballesta de Sara Casasnovas

Desde la prisión advierten de la "potencial peligrosidad" del preso, que saldrá el próximo 30 de mayo de prisión.

Chic

El alemán Arndt Meyer, encarcelado desde hace siete años tras su intento de asesinato de la actriz Sara Casasnovas, a quien intentó disparar en la cara con una ballesta a la salida del teatro, va a ser puesto en libertad este mismo mes, el 30 de mayo.

Los funcionarios de la prisión de Estemera, en Madrid, registraron recientemente su celda en busca de un teléfono móvil, para encontrar finalmente diversas imágenes de Casasnovas y otras ocho actrices, siete de ellas españolas y una estadounidense.

Las imágenes de las actrices, cuya identidad no ha sido suministrada, estaban acompañadas de notas de carácter amoroso como "Este cuerpo y piel es exactamente mi tipo", "me casaría con ella" o "la cara de la mujer de mi vida", entre otras.

Desde la prisión advierten de la "potencial peligrosidad" del preso, cuya "obsesión enfermiza" no ha descendido desde que fuera encarcelado en 2010. Uno de los informes señala las posibilidades de otro ataque como el que llevó a cabo con Sara Casasnovas una vez sea puesto en libertad a finales de mayo.

Las intérpretes, informa la publicación, están calificadas como víctimas protegidas y han sido informadas por el Juzgado de Instrucción 37. La subdelegación del Gobierno de Madrid ha iniciado un procedimiento de expulsión por el que Arndt tendrá un total de 30 días tras salir de prisión para abandonar nuestro país.

Arndt Meyer intentó agredir con una ballesta a Casasnovas, a quien acosó durante año y medio antes de perpetrar el ataque a la salida del teatro Reina Victoria de Madrid en el que ella representaba la obra "La noche de la iguana". Casasnovas pudo apartar la cara a tiempo y la flecha se clavó en la chaqueta de un hombre de 69 años, trabajador del teatro.

Alemán nacionalizado angoleño, Meyer pudo ser detenido gracias a la intervención de varios amigos de la actriz. Tras la detención, la Policía pudo comprobar que el supuesto agresor llevaba en una mochila militar todo un arsenal, con dos ballestas con sus repuestos, flechas de plástico con puntas tipo arpón de unos 15 centímetros, grilletes, un bote con gasolina, una soga gruesa y otra cuerda fina con el nudo del ahorcado en cada extremo, además de un cartel de la obra que la joven estaba representando.

A continuación