El FBI y Apple investigan el robo de las fotografías íntimas de famosas

La compañía investiga la posibilidad de que hackers hayan penetrado en su servicio de almacenamiento de datos iCloud.

Chic/Agencias

La compañía Apple anunció este martes que investiga la posibilidad de que piratas informáticos hayan penetrado en su servicio de almacenamiento de datos iCloud para obtener fotografías de famosas desnudas o en poses sexy.

"Nos tomamos la privacidad de nuestros usuarios muy en serio y estamos investigando activamente esta información", expresó en un comunicado la portavoz de Apple, Natalie Kerrys.

La explicación que ha surgido de la filtración en internet de cientos de fotografías privadas de famosas desnudas o en poses sensuales es un posible problema de seguridad del servicio iCloud de Apple para el almacenamiento de fotos, música y datos en la nube, que pudo haber sido aprovechado por los hackers.

Asimismo, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunció en un comunicado que "está al tanto" de la noticia y que ya está siendo "atendida".

Pese a que muchas de las fotos han sido calificadas como burdos montajes, alguna de las celebridades víctimas de la difusión de las fotografías por las redes sociales tras su filtración, como Jeniffer Lawrence, la protagonista de Los juegos del hambre, han confirmado que entre ellas hay algunas veraces, como las suyas.

Lawrence ha asegurado que presentará acciones legales contra cualquier medio que publique sus "fotografías robadas", que fueron alojadas primero en el sitio de intercambio de fotos en internet 4Chan, firmadas por "Anonymous", y de ahí comenzó su distribución por redes sociales como Twitter o Reddit, entre otras muchas.

"Se trata de una flagrante violación de la privacidad", dijo el portavoz de la artista en un comunicado, quien aseguró que ya se ha puesto en contacto con las autoridades estadounidenses.

Según un comentario en el sitio especializado de internet GitHub, al parecer alguien encontró una brecha de seguridad en el servicio de Apple conocido como Find My Phone (encuentra mi teléfono), que permite el rastreo y bloqueo a distancia de un teléfono perdido o robado.

Dicha brecha de seguridad pudo haber permitido que el pirata informático introdujera automáticamente en el servicio de almacenamiento de iPhone en la nube diferentes combinaciones de contraseñas hasta dar con la correcta.

A continuación