La sátira

Zapaterismo pepero

Fray Josepho

Las competencias de sanidad están (¡tristemente!) transferidas a las comunidades autónomas. Sin embargo, tenemos Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, cuya titular es Ana Mato Adrover.

Ana Mato no ha hecho nada en su vida fuera de la política, desde el año 1983. Lleva 31 años de dedicación exclusiva al bienestar de los españoles. Tanto ha sido su desvelo por el bien común, que incluso le ha afectado a sus ojos, incapaces de ver el flamante Jaguar de su marido en el garaje. Total, una mártir.

El caso es que ahora, para que no parezca que es un simple florero, Ana Mato ha presentado su proyecto de ley de Protección de la Infancia, un engendro cursiprogre de ingeniería social que nada tiene que envidiar a las leyes auspiciadas por sus predecesoras en el cargo: Bibiana Aído y Leire Pajín.

¿Qué ministra es la más vana?
Doña Ana.

¿La que no ve ni un boniato?
Mato.

¿Y está ahí por ser mujer?
Adrover.

Ministras hay que tener,
por la paridad funesta,
y Mariano puso a esta:
doña Ana Mato Adrover.

              ***

¿Es propensa a los clichés?
Es.

¿Es como ellas de banal?
Igual.

¿Igual que quién es, en fin?
Que la Pajín.

Tan pepera de postín,
tan adicta al aparato…
¡pues resulta que Ana Mato
es igual que la Pajín!

A continuación