La sátira

La korrala del Txuso

Fray Josepho

Como ha subido el coste del convento,
nos hemos trasladado a una corrala.
Patadón en la puerta y luego, hala,
a disfrutar de queli hasta el Adviento.

¿La luz? Pirateada, de momento.
¿El agua? El municipio la regala.
Y yo voy a traer a una chavala
para limpiar un poco, y tan contento.

El Padre Prior (el Súper) ya dispuso
que Jesucristo ahora será el Txuso,
un antiimperialista mazo digno.

La Virgen es la Mari, ¡y arreglados!
Ah, que se me olvidaba: Los Mercados
será como llamemos al Maligno.

A continuación