Una nueva colada surge del volcán de La Palma y amenaza a zonas más pobladas

La lava ha arrasado ya más de 1.000 construcciones.

LD/Agencias

Los científicos desplegados en la isla de La Palma ya están vigilando la aparición de una nueva colada que se originó la pasada noche en la zona del cono secundario del volcán y que discurre en estos momentos hacia el mar, de forma paralela a la colada principal.

El director del Área de Vigilancia Volcánica del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Luca D'Auria, ha indicado en declaraciones a Radio Canaria, recogidas por Europa Press, que si bien no parece una colada muy grande, sí está afectando a zonas que antes no se habían visto afectadas por la lava, algunas de ellas más pobladas, como la localidad de Los Llanos que cuenta con unos 21.000 habitantes, aunque algunos de ellos ya han sido desalojados al estar en Todoque.

Se valora confinar a la población

En declaraciones a Libertad Digital, sin embargo, el concejal de urbanismo de Los Llanos, Manuel Perera, asegura que las últimas informaciones que han recibido indican que la lava podría estar volviendo a su cauce original, por lo que confía en que no sea necesario evacuar a toda la población. "No se valora la evacuación de lo que es el centro, que es donde se concentran la mayor parte de esos 20.000 habitantes -explica Perera-, pero sí es cierto que la lava amenaza a los barios del litoral, que ya están desalojados, y a parte de lo que es el barrio de La Laguna, que es el entorno más próximo a la lava". Allí, se calcula que viven entre 2.000 y 2.500 personas, pero, al menos la mitad, ya habían sido evacuadas días atrás.

Así las cosas, el concejal de urbanismo asegura que lo que más les preocupa en este momento son los gases tóxicos que emite el volcán. Por eso, advierte de que esta situación lo que sí puede es "obligar a fijar un confinamiento para que la gente permanezca en sus casas protegida".

En las últimas horas, la lluvia de cenizas se ha intensificado y eso es precisamente lo que puede ocasionar más problemas a corto plazo. "Lo que están cayendo son pequeñas piedras en forma de lluvia y tienen completamente cubierta la superficie del valle, pero, sobre todo, la plaza y las calles y carreteras principales", explica Perera.

La nueva colada

En cuanto a la nueva colada, los científicos esperan que no sea muy extensa y que no tenga una vida muy larga. Luca D'Auria indicó que esta evolución del campo de lava es normal y tiene un comportamiento que depende mucho de la temperatura, por lo que si un lado de la colada se enfría, puede ralentizarse, haber un solapamiento de coladas, romper brechas y la colada puede salir por otro lado.

D'Auria añadió que es una evolución continua que no es posible prever a corto o medio plazo. Lo único que se puede hacer es monitorizar la situación y hacer previsiones cuando haya nuevos cambios como éste, pero hasta que no se sobrevuele la zona no se sabrá cuál es la extensión, la velocidad y la dinámica de esta nueva colada.

De hecho, en la última noche se han registrado ocho nuevos terremotos, el más intenso en el municipio de Mazo, de magnitud 3,5 y a una profundidad de 13 kilómetros.

Más de 1.000 casas arrasadas

La erupción volcánica del volcán de Cumbre Vieja, que cumple este viernes su decimotercer día de emisiones, ha arrasado ya más de 1.000 construcciones en su paso por los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, según la última actualización del satélite europeo Copernicus.

Además, más de 20 kilómetros de carreteras están afectadas y las hectáreas cubiertas por la lava superan las 338, entre ellas, unas 17 que correspondan a la nueva fajana que se está creando en la costa de Tazacorte y que mide medio kilómetro de ancho, aproximadamente.

A continuación