El penúltimo raulista vivo

Xabi no se va por dinero como Di María

Por supuesto que Xabi Alonso no se va del Real Madrid por dinero como Di María. Xabi se marcha al Bayern porque quiere jugar y allí, y más con las lesiones de Javi Martínez y de Thiago, Guardiola está dispuesto a garantizarle algo que aquí, con Kroos, Khedira, Illarramendi y Modric, Ancelotti no le puede asegurar. Ante el Córdoba, por ejemplo, en el debut liguero en el Bernabéu y en un partido teóricamente sencillito, Xabi fue suplente: muy significativo. Yo no creo que Xabi se vaya porque en su día apoyara o dejara de apoyar a Mourinho sino porque en el Bayern va a jugar habitualmente mientras que aquí no iba a hacerlo. Alonso, que según las cifras que se han publicado se marcharía perdiendo incluso un poco de dinero, no es un futbolista acomodaticio sino exigente consigo mismo y quiere apurar los dos últimos años que le quedan al máximo nivel jugando con asiduidad para no anquilosarse en el banquillo.

Xabi se va al Bayern perdiendo dinero y porque quiere jugar, y el Real Madrid se ha portado con el futbolista como lo haría un club serio y señorial como éste con un deportista que lo ha dado todo defendiendo la camiseta blanca: dejarle ir sin ponerle demasiadas trabas. Hasta eso (que se respete la decisión del jugador) se le ha criticado a Florentino Pérez. Es curioso que cuando apareció publicado en su día que el Madrid andaba interesado en contratar a Agüero, Falcao o Courtois (por cierto, y a día de hoy, el primero en el City, el segundo en el Mónaco y el tercero en el Chelsea) el perioatletismo se lanzó rápidamente al monte y quiso ver en aquellos titulares de la prensa el modo que Florentino tenía de desestabilizar a un rival: ¿Dirán lo mismo ahora del Bayern, que se lleva a un jugador madridista a cuatro días de que se cierre el mercado de fichajes?... Pajaritos contra corderos a que no.

Es alucinante que aquellos periodistas que critican a Florentino por cuitas estrictamente personales sugieran que los demás, que jamás le hemos pedido un favor y que ni siquiera sabemos dónde está el edificio de ACS, escribimos al dictado. Cosas veredes, amigo Sancho, cosas veredes. Pues sí, lo repito: Di María se va por dinero, y ahí están la mujer y el padre del futbolista que lo atestiguan. Digo que se va por dinero... pero no le echo en absoluto la culpa de nada por tomar esa decisión, totalmente lícita. A mí me parece que Di María debió dejar de vestir la camiseta merengue el día que, tras recibir pitos de sus jefes en el Bernabéu, se llevó obscena y retadoramente la mano al escroto al ser sustituido por el entrenador. Una oportunidad perdida, sin duda, para que aquel día el hombre que no le quería en el club le pusiese de una vez por todas en su sitio; sin embargo el asunto se zanjó con una multilla de nada, un tirón de orejas y un vídeo casero pidiendo perdón. Suerte, Xabi. Y gracias. A ti no podremos decirte que te vas del Real Madrid por dinero.

A continuación