El penúltimo raulista vivo

Xabi Alonso: Black Hawk derribado

Begoña Pérez me contó anoche en El Tirachinas que Xabi Alonso ha pasado por el fotomatón. El plazo que Rafa Benítez le dio para que arreglara de una vez por todas su situación ha expirado pero el futbolista acaba de dar el paso que no dio, por ejemplo, Cristiano Ronaldo, y ha pedido por escrito a los dueños del Liverpool que le dejen marchar. La cosa habrá sido más o menos así: "estimados señores Hicks y Gillett, aquí he pasado 5 años maravillosos y me he sentido muy querido por los aficionados y respetado profesionalmente hablando; sin embargo, después de que el señor Benítez creyera oportuno ponerme a la venta la pasada campaña, creo que ha llegado el momento de dar por finalizada mi etapa aquí y, puesto que aún tengo contrato con el club, les rogaría que facilitasen en la medida de sus posibilidades mi marcha al Real Madrid. Afectuosamente, Xabier Alonso Olano". Xabi se acaba de retratar y ahora tienen que mover ficha otros.

Cristiano Ronaldo, por poner otro ejemplo, nunca quiso quedarse en fuera de juego y por mucho que se lo pidieron sólo llegó a decir que todo el mundo sabía perfectamente cual era su sueño. A la vista de los acontecimientos queda claro que él soñaba con jugar en el Real Madrid pero lo cierto y verdad es que, mientras perteneció al Manchester United, jamás, nunca, en ningún momento dejó claras del todo sus intenciones. Por encontrarle un punto de racionalidad a su calculada tibieza podríamos decir que, teniendo en cuenta sus antecedentes, acudir raudo a una llamada de Ramón Calderón tampoco era como para ir por ahí dando saltos de alegría. Podrá parecer mentira pero el caso es que, después de los fichajes de Kaká, Cristiano y Benzema, Pellegrini sigue queriendo más, cuestión esta que no sé si agrada demasiado a Florentino Pérez. El presidente apuesta por los fichajes estratégicos fuera del campo, que también lo son dentro de él, mientras que el chileno considera tácticamente imprescindible la contratación del guipuzcoano.

Dudek comentaba que no es fácil negociar con Benítez. Seguro que Rafa ya tiene un "plan B". Se habla de Cattermole, del Wigan, y de Aquilani, de la Roma. Ahora hay compañeros de Alonso que dan la cara por él y dicen que su marcha sería una grave pérdida para el Liverpool pero cuando el entrenador le sacó a la venta nadie se atrevió a criticar su decisión. El paso de Xabi, retratándose por escrito y mostrando su deseo expreso de irse de allí, merece otro paso tan claro y decidido por parte del Real Madrid. Entre 33 millones y 27, la cifra intermedia son 30. Todo el mundo tiene razón: Florentino por no pasar de esa cantidad por un jugador por quien nadie más puja en estos momentos y Benítez por pedir más por un campeón de Europa a quien el Liverpool ha dado un nombre a nivel internacional. Tal y como le pidió su técnico, Xabi se ha retratado. Y ahora, como en Black Hawk Derribado, al Madrid sólo le queda rescatarle. Será un final de película.
A continuación