El penúltimo raulista vivo

Valdano contra Valdano

Querría hablar un poquito del derbi pero no me dejan. Parece que Jorge Valdano dijo anoche en El larguero que "protestar no es digno del Madrid". Otra frase hueca e insustancial más. Otro lugar común de esos que te pasan por encima como una manada de elefantes. Y explicaré por qué. Yo no creo que todas las opiniones sean respetables, pero la de Valdano, que ha sido jugador, entrenador y directivo del club blanco, sí me parece una de esas opiniones que hay que tener en cuenta. Jorge, que hoy es "ex", comenta en la Ser que "protestar no es digno del Madrid" y que atenta directamente contra la "cultura" del club, pero  sin embargo un caballero muy parecido a él, espigado y con aire a lo Jacques Lang, dijo otras cosas bien distintas cuando ejercía como empleado del Real Madrid. A saber:

"Esa decisión arbitral (se refiere a la famosa expulsión de Pepe en el partido de ida de semifinales de Liga de Campeones contra el Barcelona) ha sido lo único que ha pesado más que Messi en el resultado final. Ha sido una decisión rigurosa y determinante". (27-4-2011)

"El árbitro volvió a ser decisivo al anular un gol legal a Higuaín. Yo nunca he visto una falta con la espalda. Sabemos lo importante que es marcar el primer gol por el nerviosismo que genera". (3-5-2011 tras el partido de vuelta de semifinales de Liga de Campeones contra el Barcelona).

"El árbitro permitió el juego sucio y nos perjudicó" (16-1-2011 después de un partido de Liga contra el Almería).

Que nadie se lleve a engaño porque el caballero muy parecido a Jorge Valdano que dijo las tres frases reseñadas anteriormente (y eso así, a primera vista y sin tener que hurgar demasiado en la hemeroteca) fue el propio Jorge Valdano. ¿Qué diferencia al Valdano acusador del Valdano profesor de ética?... Muy fácil: la ética la propagó ayer, 28 de noviembre de 2012, transcurrido un año, seis meses y tres días desde su destitución por Florentino Pérez, mientras que las quejas expuestas anteriormente se produjeron mientras trabajaba para el club. Luego...

1) Valdano fingía cuando protestaba contra los árbitros y lo hacía única y exclusivamente porque trabajaba para el Real Madrid y era lo que sus jefes esperaban que dijera.

2) Valdano finge ahora cuando dice que protestar no es digno del Real Madrid y lo hace única y exclusivamente porque es lo que sus nuevos jefes esperan de él.

3) Valdano fingía en 2011 cuando criticaba a los árbitros y finge también ahora cuando sostiene que protestar no es digno del Real Madrid.

Así que...

1) Valdano engañó al Real Madrid.

2) Valdano engaña a la Ser.

3) Valdano engañó al Real Madrid y engaña a la Ser.

Claro que Jorge Valdano siempre podrá echarle la culpa de todo a Mourinho, que ahora queda chupi lerendi, y afirmar sin pruebas que el portugués le obligaba a ir contra sus propios principios. A mí lo único que me parece indigno es que un hombre de fútbol con prestigio y recursos, sin hipoteca y con la luz y el gas pagados, diga o haga algo en lo que no cree... por dinero. Porque a mí no se me ocurre otra teoría que la económica para encontrarle un sentido lógico al acceso contracultural que, siguiendo la pista de sus propios postulados, le entró a Valdano mientras ocupaba un cargo directivo en el Real Madrid. O, como dirían en mi pueblo, menos larala y más lerele. O, como dirían en mi otro pueblo, llámame gorrión y dame alpiste. O, como diría Alfonso Azuara, que no es de ninguno de mis dos pueblos, entre el honor y el dinero lo segundo es lo primero.

A continuación