El penúltimo raulista vivo

Unas cuantas preguntas acerca del día de los tramposos

Unas cuantas preguntas a propósito del día de los tramposos descubierto por una televisión brasileña: ¿Habría llegado la sangre al río si las esclarecedoras imágenes emitidas por O'Globo no hubieran afectado a un equipo de la Fórmula Uno cuyo jefe no hubiera estado mortalmente enfrentado con el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo?... ¿Por qué se habla si no de vendetta del fiestero Max Moxley, otro ejemplo a seguir por todos los niños y las niñas del mundo, si el escándalo existe y ha sido confirmado por su principal protagonista y por las dimisiones de sus instigadores?... ¿Aceleró, y nunca mejor dicho, M.M. el proceso porque se trataba de su archienemigo Briatore? ¿Y como podemos estar seguros los periodistas y los aficionados en general de que la chapuza de Singapur no se ha repetido más veces y con otros equipos y otros pilotos como protagonistas?...

¿Ha puesto Piquet padre el ventilador en marcha contra Fernando Alonso con conocimiento de causa o todo responde a una táctica para intentar que su hijo no tenga que retirarse con descrédito del automovilismo, arrastrando además por el fango uno de los apellidos más ilustres de la Fórmula Uno?... ¿Sería capaz de hacer eso Piquet senior? ¿Sería capaz de implicar falsamente a un tercero, convirtiéndose así en otro tramposo, con tal de salvar lo insalvable?... ¿Por qué Fernando no ha querido hablar todavía acerca de un accidente entrenado y que provocó su victoria?... ¿Lo hará ahora que uno de sus principales promotores ha tenido que salir por piernas?... ¿Y no resulta negativo para Fernando guardar silencio durante tanto tiempo? ¿No habría sido mucho mejor que hubiera saltado de inmediato a la palestra desmintiendo cualquier tipo de intervención en los hechos?... ¿Puede afectar este escándalo al fichaje de Alonso por Ferrari?...

¿La actitud de Briatore, Symonds y Nelsinho Piquet, que según Moxley podría considerarse como un acto criminal en Gran Bretaña, quedará sólo en un castigo deportivo? ¿No debería intervenir la justicia? ¿Será capaz la FIA de ofrecerle inmunidad a Piquet a cambio de la cabeza del archienemigo de Moxley?... ¿Alguien puede creerse de verdad, como se desprende de la segunda declaración realizada por Nelsinho a la que ha tenido acceso el diario As, que de la trampa sólo estaban informadas tres personas en Renault? ¿No lo sabía nadie más?... ¿Cómo es posible que a un piloto jóven, un hombre que lo tiene todo y con un gran futuro deportivo por delante, hijo además de uno de los grandes campeones de la Fórmula Uno, le propongan algo así y acepte sin titubear? ¿Es ese el grado de descomposición del automovilismo profesional?... ¿Pensaron Briatore, Symonds o Piquet que su estratagema podría provocar algún muerto? 
A continuación