El penúltimo raulista vivo

Una improvisación preparada

Es posible que, al fin y a la postre, las improvisaciones, tal y como decía William Shakespeare, sean mejores cuando se las prepara. Aún tengo que comprobar que este Real Madrid de Joan Plaza consiga el título; la distancia que le separa del equipo dirigido por Bozidar Maljkovic sigue siendo la Liga. Pero, entre tanto, es cierto que la diversión está garantizada cuando juega el Real. Plaza es el primer entrenador novel de la ACB en lograr ocho victorias en los primeros ocho partidos, superando el récord de siete triunfos consecutivos que tenía Alejandro García Reneses. Los 111 puntos logrados en el derbi ante Estudiantes constituyen la anotación más alta del equipo blanco en los últimos 11 años. Plaza todavía no ha repetido un quinteto inicial en un equipo en el que anotan todos y cada uno de los jugadores.
 
El Real Madrid, líder solitario del campeonato tras la derrota del TAU, es un auténtico ciclón. Y, como decía antes, la diversión ha regresado, por fin, al Palacio de Vistalegre. Dice Plaza que les ha preguntado a sus jugadores y estos le han dicho que aún no han tocado techo. Imagino que se estarán refiriendo al baloncesto que practican puesto que el techo de este año debe ser la Liga.
 
La ULEB es una filfa y la Copa no justifica una temporada. Reconozco que me sorprende todo: la habilidad encestadora de Smith; la mentalidad de Raúl López, de quien no esperaba ni la mitad de lo que está dando; la inteligencia de Tunçeri a la hora de dirigir al equipo; la aportación de Mumbrú... Todo. Por sorprenderme, incluso me sorprende la inmensa presencia de este armario de cuatro por cuatro llamado Ratko Varda que parece un personaje surgido de Prison Break. Aunque Sinanovic es más alto que su compatriota, no hay más que echarle un vistazo al tal Varda para saber que te puede hacer mucho daño. Más aún teniendo en cuenta que renueva su contrato mes a mes. ¿A que lleva un ancla tatuada en el antebrazo? ¿A que sí?
 
¿Será cierto al final que Plaza llevaba toda la vida preparándose para esto? Está tan metido en su papel el entrenador catalán que ayer, cuando el partido ya había terminado y su equipo había aventajado en dieciocho puntos al Estudiantes, Plaza se dirigió rápidamente a la mesa para reclamar como válido un mate sobre la bocina de Sinanovic. Don Juan, don Juan, ¡tampoco es buena tanta excitación! No sobreactúe. Tómese una tilita o llegará usted al final de la Liga más caliente que el cenicero de un bingo.
A continuación