El penúltimo raulista vivo

Una enorme carnavalada

Parece que aquello tan bucólico de la gran sentada va a acabar transformándose al final como por arte de magia en una enorme carnavalada. Ya sabrán ustedes perdonarme que de Laporta pase a Raúl, y de ahí inmediatamente a Luis para luego regresar de nuevo a Laporta, pero es que me dejé olvidado el ovillo de hilo en casa y yo sin el GPS ya no sé cómo narices se sale de este laberinto. Luis explotó ayer, dejando entrever que en la decisión de apartar a Raúl de la selección existe un motivo exclusivamente personal, un pique entre ambos. El seleccionador nacional, harto de que le persiga la alargada sombra del 7, le preguntó en voz alta a un aficionado lo siguiente: "¿Cuántos Mundiales hemos ganado con Raúl?" La respuesta a esa pregunta es muy facilita, ojalá fueran todas así: con Raúl hemos ganado exactamente el mismo número de Mundiales que con Abelardo, Bakero, Calderé, Dani, Echeberría, Fajardo, Gabilondo, Heredia, Idígoras, Jara, Karanka, Laca, Maceda, Nadal, Obiols, Pablo, Querejeta, Rafa Paz, Sabino, Tamudo, Ufarte, Valderrama, Xabi Alonso, Yermo o Zabala, es decir, ninguno.

Los nombres de estos jugadores no han sido elegidos al azar sino, de la A a la Z, por un riguroso orden alfabético. Ellos son los primeros de esa lista, pero la respuesta a la pregunta de Luis –"¿cuántos Mundiales hemos ganado con Raúl?"– sería la misma si decidiésemos escoger uno a uno por su estatura, peso, color de los ojos, lugar de nacimiento, aficiones musicales o lecturas favoritas a todos los futbolistas que han sido internacionales con España a lo largo de los últimos 87 años. Con Raúl nunca hemos ganado un Mundial porque, desde que empezó a jugarse este torneo allá por 1930, nuestra selección desgraciadamente nunca lo ha ganado, siendo las semifinales de 1950 en Brasil (Aragonés tenía por aquel entonces 12 añitos) nuestra mayor proeza hasta la fecha. Pero si Raúl ya está mayor para jugar con España, Luis Molowny, el mítico "mangas", ni les cuento a ustedes cómo debe estar.

¿Cuántas Eurocopas hemos ganado con Raúl? Ninguna. Pero si Luis quiere reducir su selección únicamente a aquellos futbolistas que hayan ganado alguna vez una Eurocopa para España se verá obligado a convocar a Iribar, Calleja, Zoco, Amancio, Pereda o Suárez, y el más joven de todos ellos debe tener más de sesenta años. Cuando España ganó la Eurocopa del 64, nuestro actual seleccionador tenía 26 años, servidor no había cumplido los 2 y Raúl todavía no había tenido tiempo suficiente para matar a Manolete porque ni siquiera era un proyecto de ser humano, menos aún de futbolista.

Prevengo a los lectores de este blog que el debate "Raúl sí, Raúl no" se está enturbiando de tal manera que, al paso que vamos, no me extrañaría nada que acabase convertido en un falso y demagógico pulso entre los españoles de bien y los enemigos de la patria, estando encuadrados en este último grupo de afrancesados aquellos que apoyamos el regreso del capitán del Real Madrid al equipo nacional y no acertamos a entender qué motivos puede esconder Luis para dejarle una y otra vez fuera de sus listas. Entretanto recibo la denuncia por lesa traición, justo unos breves instantes antes de que me pasen por la quilla al grito de "¡ron, ron, la botella de ron!" para convertirme a continuación en pasto de los hambrientos tiburones, y siempre y cuando ustedes me den su permiso, me permito decir lo siguiente, con todo el respeto del mundo, por supuesto: aquí os espero, comiéndome un huevo.

A continuación