El penúltimo raulista vivo

Un Queiroz para el baloncesto merengue

Se me ocurre que a quien debería haber fichado verdaderamente el señor Divac es, por ejemplo, al argentino Walter Herrmann, concentrado durante todos estos días con la selección de su país a la espera de que arranque por fin el Mundial de Japón. Aunque eso supondría un par de problemillas, nada grave en realidad, no vayan a creerse. El primer obstáculo sería localizar al propio señor Divac. ¿Dónde está? ¿Volverá? ¿No volverá? ¿Está trabajando para el Real Madrid o sigue resolviendo asuntos personales? ¿Estuvo aquí sólo para hacerse la foto? ¿Quién está al mando de la sección? El segundo obstáculo, mucho menos importante que el anterior, consistiría en convencer a Herrmann, un tío "con un par" todo sea dicho de paso, para que no se fuera a Charlotte con un tal Michael "Air" Jordan. Pero, en sustitución del gran Herrmann, "Martín y Herreros S.A.", dúo que está supliendo al parecer al missing Divac, ha recomendado el fichaje de Alex Mumbrú, un chaval fenomenal, un tío encantador que ya anduvo por aquí hace algún tiempo.

Están empeñados los actuales dirigentes de la sección, sean estos quienes sean y se encuentren donde se encuentren, en darle la vuelta al proyecto que encabezó Bozidar Maljkovic como si de un auténtico calcetín se tratara. ¿Qué quiere decir eso? Sólo Dios lo sabe. Aunque, por los datos que obran en nuestro poder, sinceramente no creo que quiera decir nada bueno. Primero le dicen a Maljkovic que sigue. Luego le echan a la calle. Se supone que tienen para él un sustituto idóneo, pero no. Le ofrecen el puesto a García Reneses, pero éste decide seguir en el Juventud de Badalona. Le ofrecen el cargo a Repesa, pero se queda en la Lega italiana. Se fijan en Oktay Mahmuti, pero el Efes Pilsen no le deja irse. ¿Solución? Contratar a Joan Plaza, segundo de Maljkovic, otro Carlos Queiroz ¿Explicación del club? "Sería un nuevo paso en la españolización del equipo". ¡Toma Jeroma pastillas de goma que son para la tos!

Confiaremos hasta el final. Si de algo tiene que entender Ramón Calderón, digo yo, es de baloncesto justamente. No en vano fue el responsable de la sección durante la presidencia de Florentino Pérez. Calderón fue, por cierto, el primero en proponer que el Real Madrid de baloncesto se hiciera cuanto antes con una franquicia de la NBA. Pero, como ya dije hace algunos días, antes de jugar en la NBA sería preferible ganar la Liga ACB para así poder luchar luego por la Euroliga. Manos a la obra. Pasito a paso. Primer objetivo: localizar a Divac. Segundo objetivo... ¿no sería posible convencer a Maljkovic para que volviera?
A continuación