El penúltimo raulista vivo

Un entrenador con estrella

Hay que ver cómo ha cambiado el Valencia desde que Guaita ascendió al primer equipo. Está claro que entre él y el brasileño Renan le han dado un aire radicalmente distinto al fútbol que practica el equipo che, hasta el punto que marcha primero en la clasificación general de Primera División, empatado con el Villarreal y por encima incluso de los todopoderosos Real Madrid y Barcelona. Con razón dicen que hay quienes nacen con estrella y otros que lo hacen estrellados. Ahí está, por ejemplo, el caso del inolvidable Ronald Koeman, un entrenador único a quien sólo pudo frenar una plantilla de saldo con jugadores que estaban de vuelta de todo. Koeman, un hombre irrepetible y con las ideas muy claras, el técnico del siglo XXII, no había mandado sin embargo a sus naves a luchar contra los elementos... ¡Si él hubiera tenido a Guaita en su plantilla! ¡O a Renan!... Otro gallo le habría cantado al Valencia de Koeman con esos dos jugadores bajo sus órdenes.

Sin embargo llegó Unai Emery y le dieron de todo. ¿Quieres a Guaita?... Ahí le tienes. ¿Quieres a Renan?... A por él que nos vamos raudos y veloces en el primer vuelo que salga hacia Porto Alegre. Así cualquiera: estrellados y nacidos con estrella. A veces me pregunto por qué la vida es tan injusta con algunas personas y tan generosa con otras: a Koeman, un entrenador de prestigio internacional y con multitud de triunfos a sus espaldas, un hombre a quien sacaron de su país de orígen casi, casi engañado y cuando estaba triunfando en el PSV, un valencianista de corazón que recaló en la Liga española por cuatro euros mal contados, le tocó lidiar con un equipo de retales y en clara retirada. Llega Emery y, no contentos con contratarle a Renan, van y ascienden también a Guaita. ¿Por qué no tuvo idéntico comportamiento el consejo de administración con Koeman? ¿Acaso querían que fracasara?

Dice Joaquin que este año afortunadamente tienen un entrenador sentado en el banquillo. ¿Y entonces qué era Koeman? ¿Qué tiene Joaquin contra Ronald salvo que inmediatamente supo dónde colocarle y sacó de él su mejor rendimiento? Y no sólo eso: todo el mundo sabe lo bien que hablaba profesionalmente de él. Dice Villa que el equipo es el mismo y que sin embargo parece que hayan fichado a seis o siete jugadores nuevos. Cría cuervos... ¿Y Guaita? ¿No cuenta Guaita? ¿Y Renan? ¿Acaso no es nuevo Renan?... No debemos olvidarnos tampoco de que ya no está en el vestuario Cañizares, a quien Koeman caló desde el primer momento. Sin Cañizares, Emery puede vivir más tranquilo. Y si se quitara de encima a Albelda y a Angulo, mucho mejor. Sé perfectamente que es jugar al fútbol ficción, pero querría lanzar una pregunta al aire: ¿qué habría sido capaz de hacer Ronald Koeman con esta plantilla renovada? ¿Liga? ¿Champions? ¿Intercontinental?... Si es que hay quien nace con estrella. 
A continuación