El penúltimo raulista vivo

Tranquilo, Del Niu, tranquilo

No me extraña que los responsables de los grandes clubes europeos quieran poner en marcha cuanto antes una "Super Liga Continental". Aquí, en España, Barcelona y Real Madrid aventajan en 15 y 13 puntos respectivamente al tercer clasificado, que es el Valencia; si no hay competencia dentro habrá que salir fuera a buscarla. Del Sevilla por ejemplo, que está ahora mismo a 16 puntos del Real Madrid y 18 del Barcelona, se repite muchas veces el mantra ese de que puede presumir de ser, junto al Atlético de Madrid, el único equipo español que sigue vivo en las tres competiciones; yo creo que el argumento está cogido con alfileres porque alguien que no sepa de qué va la vaina, pongamos por caso a un extraterrestre, podría llegar a pensar erróneamente que el equipo andaluz tiene posibilidades de ganar Liga, Champions y Copa cuando la realidad no es ni siquiera remotamente parecida a eso. Si entendemos que estar vivo en una competición es tener posibilidades de ganarla, el Sevilla está tan vivo en la Liga como pueda estarlo el Jerez; y la verdad es que  tampoco creo que se encuentre entre los favoritos para ganar la Champions.

A lo que iba, que si no vuelvo a perder el hilo: el presidente y uno de los abogados del segundo equipo de la Liga nº 2 acaban de manifestar que la prensa deportiva de Madrid pretende desestabilizarles. Mal, muy mal, deben irle las cosas a Manolo Jiménez cuando su jefe reconoce que el contenido de una o dos portadas del Marca puede hacerles pupa. Conviene recordar que el Sevilla visita este sábado el estadio Santiago Bernabéu con el objetivo máximo de recortar distancias con el primer equipo de la Liga nº 2, que, como ya quedó explicado con anterioridad, es el Valencia de Emery. La portada a la que podría referirse el hombre del sombrero de Casa Yustas es una en la que se exponía el presunto interés madridista por hacerse con los servicios del gran Navas. Del Nido, que se lleva mucho mejor con Laporta que con Florentino, advirtió que se había provocado el efecto contrario y que Jesús vendría a Madrid a comerse al Real... ¿exactamente igual que siempre, don José María?...
 
Es comprensible que todos los equipos del mundo vengan a matarse al Bernabéu: están jugando en el estadio más importante del planeta; pero en concreto los jugadores del segundo equipo de la Liga nº 2 han venido siempre históricamente a reventar en el intento de sacar de aquí algún punto. Yo creo que el sevillismo está más satisfecho del 2-1 de la ida que de haber llegado a la final de Copa. A mí me encanta Navas, creo que es un extremo a la vieja usanza, rápido, elegante, un puñal capaz de hacer saltar el partido más feo del mundo por los aires en cualquier momento. El otro día ya me estuve trabajando a su hermano Marco, que juega en el Club Deportivo Guadalajara de la Segunda División B; pero difiero de Sergio Ramos: si me dieran a elegir, yo me quedaría con Franck Ribéry; cuando miro a Navas veo a un niño y cuando echo un vistazo a Scarface veo a un hombre. Y, además, todo parece indicar que si Jesús se marcha lo hará finalmente al Barcelona con su amigo Alves. Tranquilo, Del Niu, tranquilo, que su chico vestirá de azulgrana.
A continuación