El penúltimo raulista vivo

Tonos y politonos

A Luis le molestó el tonito empleado por Guti para responder a la pregunta de si pensaba que estaría en la lista de jugadores que el seleccionador hará pública este viernes. Hasta en Alaska saben que el futbolista del Real Madrid no estará en esa lista, de forma que Guti se limitó a responder con un rápido, escueto, limpio y sencillo "no". "¿No quieres añadir algo más?", le insistieron desde la bancada periodística, y volvió a contestar: "no", dejando entrever, incluso para el observador más necio del mundo, que le importaba una higa lo que Luis dijera o dejara de decir el viernes en la Federación. Lo mejor del caso, lo más curioso de todo, es que Luis confesó delante de todo el mundo que no había oído a Guti, aunque no tuvo el menor empacho en echarle la bronca por no querer ir con su selección. Pero yo sí oí a Guti y él nunca dijo semejante cosa. Luego Luis dejó caer que no podía seleccionar a un futbolista sólo por haber hecho un buen partido contra el Barcelona.

Luis vuelve a demostrar una vez más que ya no está para estos trotes. Si no oyó a Guti, por hablar de algo que no oyó. Si oyó a Guti, que es lo que piensan algunos allegados, por mentir como un bellaco. Si no oyó a Guti pero se lo contaron, por fiarse de lo que le soplaron. Y, en último extremo, por tomar nuevamente la calle de en medio con un jugador seleccionable. Es cierto que, con el tono empleado en su respuesta, Guti estaba queriendo decir que Luis no le iba a convocar ni aunque hiciera la mejor temporada de su vida. Pero, si fuera por el tonito empleado en algunas respuestas, Luis tendría que estar hace mucho tiempo con su amigo el sexador de pollos.

En cuanto a Raúl, todo hace indicar que el capitán madridista tampoco entrará en la próxima lista. Luis aportó aquí un dato nuevo al referirse a su relación con el "7" madridista: "por lo que veo y por lo que leo, parece que Raúl no se encuentra en su mejor momento de forma". Aragonés reconocía así que él, a la hora de hacer la selección, se apoya también ("por lo que leo") en las crónicas de los partidos. Dejando a un lado que no me gustó nada el tonito empleado por Luis para referirse al futbolista en activo que más ha hecho por la selección nacional española, sí me gustaría añadir un par de cosas, y ambas nos conducen a la misma conclusión. La primera es que, si fuera por el estado de forma, Luis ya no debería estar sentado en ese banquillo. Y la segunda es que, si realmente se guiara por las crónicas de los partidos de España, hace tiempo que tendría que haberse hecho la cirugía estética y haber abandonado el país. Salvo, claro está, que sólo lea las crónicas de sus amiguetes, esas que siempre acaban con España ganando el Mundial. Espero que al seleccionador no le moleste el tono empleado en este artículo. De ser así, politono de "5, 6, 7, 8". Relaja mucho.

A continuación