El penúltimo raulista vivo

Tebas quiere ser califa en lugar del califa

A Javier Tebas le preguntas por su color favorito, por su comida preferida o por la canción que le trae más recuerdos y siempre contesta lo mismo: Florentino Pérez. La obsesión del presidente de la Liga de Fútbol Profesional con el presidente del Real Madrid me recuerda mucho a la del gran visir Iznogud de Goscinny y Tabary, que se tiraba todo el rato gritando aquello tan desesperante de "¡Quiero ser califa en lugar del califa!". El cómic no era en el fondo más que un serial de trastadas encadenadas que por un motivo u otro siempre salían mal y que el gran visir le preparaba al califa Harun El Pussah con el único objeto de acabar con la vida de éste para sucederle en el trono. Lo cierto es que el califa, que era un hombre bueno y despreocupado, casi no se enteraba de nada e incluso pienso que sentía cariño por el gran visir, pero de la inquina de Tebas por Florentino sí que se está enterando el Real Madrid.

El penúltimo ejemplo de esto que digo, porque el último aún está por llegar, es la actitud que la LFP ha adoptado con el corte de mangas apeinetado o la peineta mangueteada que el otro día dirigió Gareth Bale, tampoco se sabe demasiado bien hacia quién, tras marcar el tercer gol del Real Madrid que finiquitaba el derbi liguero del Metropolitano. Con Piqué, por ejemplo, hubo escrito de denuncia, pero de pasada, de un gesto que el defensa central culé dedicó a la grada de Cornellà durante un Espanyol-Barcelona de Liga; tan sólo dos semanas más tarde (no un año después, no, sino catorce días) sí se empleó sin embargo con todas sus fuerzas contra Borja Iglesias, que hoy juega en el Espanyol pero que por aquel entonces lo hacía en el Zaragoza, por un gesto similar al de Piqué pero en esta ocasión dirigido a la grada del estadio del Tarragona.

Más allá del odio de Tebas hacia Florentino, que todos sabemos de dónde procede, lo que debe explicar el presidente de la Liga de Fútbol Profesional es por qué para la patronal del fútbol español hay cortes de manga de primera división y cortes de manga de segunda. Como la del frikipartido de Miami que pretendía organizar como homenaje al independentismo, esta batalla también la va a perder don Javier, que aún no es del todo consciente de que él es un ejecutivo al servicio de los clubes profesionales de fútbol, también al del Real Madrid, al que paradójicamente ataca todo el rato porque sí y porque no. "Si ellos ponen el trabajo y nosotros ponemos el dinero, ¿usted qué pone?", le pregunta Itzhak Stern a Oskar Schindler en una escena de la maravillosa película de Spielberg; Schindler, a quien interpreta Liam Neeson, responde: "¡La presentación!"... Pues bien, a Tebas no le va a bastar con eso.

A continuación