El penúltimo raulista vivo

¿Será Capello el antepenúltimo raulista vivo?

Hay algo que me huele a gato encerrado, y es cuando, en concreto en el punto tercero del comunicado emitido por la junta directiva madridista, ésta dice que la decisión de la junta electoral de considerar "provisional" la presidencia de Ramón Calderón resulta, y pido perdón de antemano por la extensa pero necesaria cita textual, "objetivamente lesiva para los intereses de la entidad, en cuanto puede entorpecer su normal funcionamiento y singularmente generar en terceros dudas e incertidumbres que dificulten el cierre de todas las negociaciones en curso".

La directiva de Ramón Calderón tiene mucha razón cuando afirma que la decisión de los Toth, Tellez, Aranguren y compañía no añade absolutamente nada nuevo a la esperpéntica situación jurídica que vive actualmente el club, pero me huele raro el final del comunicado: "que dificulten el cierre de todas las negociaciones en curso"... ¿Y no estarán colocándose la venda antes de que les surja la herida? Por lo que se puede percibir desde fuera, Pedja Mijatovic ya lo tiene realmente crudo para cerrar los fichajes prometidos sin que sea necesario meter por medio a la junta electoral. ¡A ver si al final va a resultar que el culpable de que no venga Kaká será Ernesto Toth!

Quien ya, independientemente de lo que en el futuro decida su señoría, no será en absoluto provisional es Fabio Cannavaro. El central italiano ha pasado esta mañana reconocimiento médico y, según el experto dictamen del doctor Alfonso del Corral, está hecho un toro. Si he de elegir, yo, que soy más torerista que torista, preferiría que Cannavaro se pareciera más a Pablo Hermoso de Mendoza, que este viernes salió a hombros de la plaza de toros de Espartinas. El Real Madrid de Capello va a tener que torear mucho y bien, y no toros de Murube precisamente. De ahí justamente que el entrenador italiano apele a la casta y al indudable liderazgo del capitán Raúl González Blanco. A lo mejor convertimos a Fabio en el antepenúltimo raulista vivo. O a lo mejor ya llegó convertido de casita.
A continuación