El penúltimo raulista vivo

Seleccionador Guardiola

Del Bosque le dice a Maroto que Pep le cae muy bien "y tiene talante para ser seleccionador". Pero, según la RAE, "talante" es el modo o manera de ejecutar algo. Puede que Vicente, que cuando se arrima demasiado al toro sencillamente la caga, no se haya dado cuenta de que invistiendo de este modo a Guardiola está inhabilitando, por ejemplo, a su amigo José Antonio Camacho, que me parece recordar que fue seleccionador nacional antes que él y cuyo "talante" tiene tanto que ver con el de Guardiola como el de Hugo Sánchez con el de Gárate. No existe un talante especial para ser seleccionador nacional sino únicamente modos o maneras distintos de comportarse, de lo contrario ni Camacho ni Clemente ni Luis Aragonés podrían haber sido jamás nombrados para el cargo por Villar.

El talante de Guardiola y el de Mourinho son totalmente opuestos, y sin embargo el entrenador del Real Madrid ya ha recibido una oferta de la federación de su país para ser seleccionador de Portugal. A mí me parece que Del Bosque se ha enredado con la pelota y lo que ha querido decir es que a él Guardiola le parece un tío educado y correcto en sus declaraciones, de ahí que crea que reúne los requisitos necesarios para ser seleccionador. Si Maroto, que es un zorro, destaca esa frase de la entrevista es precisamente porque sabe muy bien que cualquier declaración de un seleccionador nacional que jugó once años en el primer equipo del Real Madrid y luego permaneció otros dieciocho trabajando para el club posicionándose a favor del actual entrenador del Fútbol Club Barcelona dará varias veces la vuelta al mundo.

Y que conste que a mí no me parece descabellado que en la actual España un tipo como Pep Guardiola acabe algún día siendo el seleccionador nacional de fútbol. No es imposible que alguien que ha dicho que Cataluña es su país o que ellos pintan poco porque vienen "de una esquinita de ahí arriba" llegue algún día al puesto que actualmente ocupa Vicente del Bosque porque es definitivamente ése, y no el de Ginés Meléndez, el talante que hoy se necesita para acceder al cargo que sea. Decía antes que Del Bosque se ha vuelto a liar con la pelota, pero considero a Vicente demasiado inteligente para eso. Sé por experiencia propia que el seleccionador dice lo que quiere cuando quiere, y cuando no quiere no lo dice. Yo, por si quedan dudas, prefiero el talante directo, sincero y espontáneo de José Mourinho, el actual entrenador del club al que Del Bosque perteneció durante casi tres décadas de su vida. Y ahora hablemos del talante.

A continuación