El penúltimo raulista vivo

Rubiales exhibe a su primo de Zumosol, que es Infantino, contra Tebas

Ayer, 36 días después de que Javier Tebas anunciara su intención de que la Liga jugara un partido oficial en Estados Unidos, en este caso en Miami, Girona y Barça, que son los equipos del partido elegido, se dirigieron oficialmente a la federación para pedirle que les dejen jugar. 36 días después, cuando el asunto ya está en la calle, cuando ya es de todos sabida la propuesta de compensación de la Liga a los socios del Girona, cuando en los medios de comunicación ya hemos debatido hasta la saciedad sobre las virtudes o los defectos de llevar un partido de nuestra Liga a Estados Unidos, Girona, Barça y Tebas se dirigieron a Rubiales para pedirle que les deje jugar. O sea que Tebas ha empezado la casa por el tejado y ahora le pide a la federación que coloque los cimientos.

Lo que presenta Tebas a Rubiales es un hecho consumado. En mi opinión, un partido fuera no aporta nada; la Premier o la Bundesliga no han jugado fuera y no por eso van a tener menos prestigio ni van a ingresar menos dinero que la Liga española por sus derechos de televisión. Elegir, además, en el momento histórico por el que atraviesa España, un Girona-Barça, o sea el equipo del huido Puigdemont contra el equipo en cuyo campo se pide la independencia en todos y cada uno de los partidos, me parece sinceramente surrealista. Pero tengo la impresión de que mi opinión es ampliamente minoritaria, o sea que Tebas ha ganado, y por goleada además, el partido de la comunicación. Salvo para parte de la afición del Girona, que yo creo que aún no las tiene todas consigo, me parece que en la calle ha calado la idea de que para que el show siga adelante, la Liga tiene que jugar en Miami sí o sí. Nunca ha sido así, pero ahora da la sensación de que o bien el Girona y el Barça se van a jugar a Estados Unidos en enero o en febrero la Liga cierra por derribo.

Así que, sin romperse tampoco demasiado la cabeza, sin hacer demasiadas cábalas, Tebas ha ganado, como decía, por goleada a federación y a la AFE. Porque, sea cierto o no lo sea, el presidente de la Liga, que es un vendedor nato, ha logrado vendernos a todos la burra coja de que salir fuera es imprescindible. Y, a cambio, ¿cual es el mensaje de Rubiales y de Aganzo? Más allá de que no se les ha consultado, más allá de que han quedado como la Tomasa en los títeres, ¿exactamente por qué no quieren que se juegue en Estados Unidos? ¿Qué es lo que molesta a la federación, que no se les haya pedido permiso? Parece ser que la Liga no ha logrado convencer a la AFE tras su reunión del pasado lunes, pero, ¿por qué? ¿Qué sabemos que pide el sindicato de los futbolistas? ¿Y la federación? ¿Por qué piensa Rubiales que ese partido no es bueno?

Hace dos días Aganzo logró balbucear que a Tebas le importaba más el dinero que los futbolistas y la afición. ¿Por qué? ¿Por qué dices eso, David? ¿Qué argumentos tienes? El eslogan te lo has aprendido pero, a Tebas le importa más el dinero que los jugadores... ¿por qué? Las últimas declaraciones de Rubiales al respecto tampoco aportan mucho más. Hace 4 días llamó maleducado a Tebas, dijo que lo que había hecho el presidente de la Liga era una falta total de respeto, desleal e incomprensible, añadió que no habían recibido ni una sola llamada y que no había visto el contrato. Pero, más allá de la falta de respeto personal, que es cierta, ¿qué ve de malo el presidente de la federación en que la Liga juegue un partido en Estados Unidos? ¿O se trata sólo de un berrinche?

Rubiales amenaza ahora con su primo de Zumosol, que es Infantino, que hoy visita, por cierto, el palacio de La Moncloa para reunirse con Sánchez. Exhibe el actual presidente de la federación española al de la FIFA como, no hace tampoco demasiado tiempo, hacía el ex presidente Villar con Joseph Blatter. Pero, tambien más allá de eso, yo te pregunto, Rubiales: ¿Por qué eres contrario a ese partido? Yo sé por qué lo soy yo, y sé también Tebas es favorable pero, ¿y tú, Luis Rubiales? ¿Tienes una opinión al respecto? Porque la opinión de Aganzo es que lo está estudiando con detalle y, para cuando acabe de aprobar esta asignatura, allá por el mes de septiembre del año que viene, me malicio que Tebas, que no descansa, les habrá metido de propina otro partido fuera de España.

A continuación