El penúltimo raulista vivo

Ronaldo, Cristiano, Robinho y Ronaldinho

No sé qué pasa que, de un tiempo a esta parte, al Real Madrid sólo le interesan los jugadores cuyos nombres o apellidos empiezan por Ronald. Si los De Boer o el propio Koeman estuvieran todavía en activo no tengo ninguna duda de que acabarían jugando como locales en el estadio Santiago Bernabéu. La epidemia, según información adelantada anoche por José Antonio Abellán en El Tirachinas, ha sufrido un nuevo y sorprendente brote en la figura, poco respetada últimamente, de Ronaldo de Assis Moreira, conocido futbolísticamente como Ronaldinho. La noticia de Abellán apunta al interés de Ramón Calderón por hacerse con los servicios del jugador brasileño, deseoso de mostrarle al mundo que, lejos de estar acabado, lo suyo no ha hecho más que empezar. Cristiano Ronaldo, que puede que venga o puede que no, estaría siendo utilizado además como biombo tras el cual ocultar el destape que realmente interesa al Madrid. Está claro que, más allá de que luego Ronaldinho respondiera sobre el campo, el golpe mediático estaría garantizado.

En caso de cerrarse la operación, Ronaldinho representaría un caso similar al de Ronaldo; el segundo vino, procedente del Inter de Milán, con la rodilla maltrecha y alimentando debates y generando espectativas acerca de su rendimiento sobre el terreno de juego, mientras que el primero llegaría, maltratado por el entorno del Barça en esta última etapa y desechado más tarde por el Milan que ayer mismo reconoció por boca de Umberto Gandini que el brasileño no era prioritario y sólo estaba en una "segunda lista" de posibles fichajes, con la fama a cuestas de jugador problemático, con una intensísima vida social y más para allá que para acá. Si él quisiera "vengarse" de todos sus críticos y Bernd Schuster pudiera rehabilitarle para el mundo del fútbol, el Real Madrid ganaría un gran jugador además de dejar en evidencia a Joan Laporta por el mismo precio.

Entre los Ronaldos y Ronaldinho, Robinho. El jovencísimo futbolista brasileño, otrora comparado con el mismísimo Pelé por aquellos que seguramente no vieron jugar a O Rei y desde luego no han visto en acción a este chico, pierde protagonismo a pasos agigantados en el Real Madrid cuando, aunque sólo fuera por cuestiones de la edad, tendría que suceder todo lo contrario. Calderón se ha enterado por la prensa de que el club que preside quiere fichar a Ronaldo y ahora también de que el Manchester United ha "tocado" a Robinho en represalia. Ramón, que cuando habla delante de las cámaras podría pasar por Rigoberta Menchú o Desmond Tutu, se muestra orgullosísimo de que los clubes más importantes del mundo se fijen en sus jugadores, es tal la seguridad que tiene en que ningún futbolista que realmente interese a la casa blanca emprenderá el camino de ida. Con Robson de Souza, que por mucho que se empeñen sus fans es sólo medio Edson Arantes do Nascimento, puede acabar pasando que al final sea tanto el orgullo y tal la hemorragia de satisfacción que de verdad acabe saliendo para que entre otro. Ya saben, lo de Pedro y el lobo. 
A continuación