El penúltimo raulista vivo

Ramos, si no quieres que se sepa, no lo hagas

Casi al final de la rueda de prensa que hoy ha ofrecido Sergio Ramos, mi compañero y amigo Mario Torrejón, colega de la Cadena Ser, le ha dicho al capitán del Real Madrid algo así como "ya que has aclarado todo lo aclarable"... Y yo, sinceramente, me he quedado de piedra. Me surge una pregunta: ¿Seré yo tonto? Tengo la duda de si yo soy tonto porque a mí Ramos no me ha aclarado absolutamente nada de nada. Es más, me parece que su convocatoria de rueda de prensa ha sido para no aclarar nada de nada, y tengo para mí que, después de lo sucedido hoy, ha tenido que irse felicísimo a su casa porque, la verdad sea dicha, nadie le ha apretado tampoco lo bastante como para que aclare nada de nada. ¿Mintió o dijo la verdad Florentino Pérez cuando el otro día confirmó en Onda Cero que Sergio se había reunido con él para decirle que tenía una oferta de un equipo y que quería irse libre y con la carta de libertad? Lo de la oferta sí lo ha confirmado pero, sin embargo, ha orillado la cuestión fundamental: si Ramos dice que no quería irse libre y Florentino dijo que quería irse libre, uno de los dos miente: ¿Quién miente, Ramos o Florentino Pérez? Miente Sergio Ramos, por supuesto.

¿Quién ha montado este quilombo? Porque diera la sensación de que fue Juanfe Sanz quien lo montó contando en El Chiringuito, hace ahora justo una semana, que Ramos se había reunido con Florentino para presentarle una oferta de un club chino y pedirle al presidente del Real Madrid que le dejara irse gratis. Sin embargo, Ramos ha confirmado ese extremo: efectivamente se reunió con Florentino, efectivamente le trasladó una oferta de un equipo chino y efectivamente Florentino le dijo que no podía dejarle ir gratis. Entonces, ¿no ha sido el propio Ramos o su hermano René quienes han organizado este lío? ¿Resulta legítimo que Sergio Ramos quiera cobrar más? Por supuesto que sí. ¿Es legítimo que Sergio Ramos pretenda cobrar más y esa pretensión suya quiera blanquearla contando el cuento chino, y nunca mejor dicho, del cariño paternal, la confianza frustrada y las emociones rotas? Naturalmente que sí. ¿Y es razonable que alguien con dos dedos de frente se haya creído un segundo de un minuto de la rueda de prensa de hoy? Pues no, no lo es, no es razonable.

¿Cómo es posible decir al mismo tiempo que no te quieres ir pero que fuiste al despacho del presidente del Real Madrid para que valorase una oferta de un equipo chino? ¿Qué credibilidad puede tener alguien que aduce su nacionalidad, en este caso la española, para explicar que la tenemos tomada con él, cuando aquí, y tratándose del Madrid, al que se cuida por encima de todos por parte del periodismo deportivo es al futbolista español? ¿O es que Bale, al que han machacado, es de Torredonjimeno, provincia de Jaén? ¿Y Kroos de Parderrubias, en Pontevedra? ¿Y Marcelo de Ajo, en Cantabria? Si hubo visita al despacho de Florentino, y la hubo; y si se produjo presentación formal de la oferta de otro equipo, y se produjo, ¿qué buscaba exactamente Ramos? Lo que buscaba Ramos es que le dijeran que no y le dijeran que sí, o sea: que le dijeran que no a la oferta china y que le dijeran que sí a una mejora de contrato o a una ampliación del mismo. ¿Ha logrado eso Ramos del Real Madrid? Pues yo no pondría ni una uña de un dedo del pie izquierdo a que no lo haya logrado y, dentro de tres o cuatro meses, conozcamos que su contrato se ha ampliado un par de temporadas más.

Os juro que por un momento, y escuchando a Ramos, me ha venido a la memoria esa escena de Bienvenido Mister Marshall en la que el gran Pepe Isbert decía aquello de "¡Vecinos de Villar del Río, como alcalde vuestro que soy os debo una explicación y esta explicación que os debo os la voy a pagar; porque yo como alcalde vuestro que soy os debo una explicación y esta explicación que os debo os la voy a pagar; porque yo como alcalde vuestro que soy os debo una explicación y esa explicación que os debo os la voy a pagar". En ese instante le interrumpe el gran Manolo Morán que le manda callar y dice: "Déjeme a mí; yo no sé si os habéis enterado todavía que el señor alcalde os debe una explicación, pero si no os habéis enterado aquí estoy yo para deciros que no solamente os debe eso sino una gratitud emocionada por el respeto, el entusiasmo y la disciplina con la que habéis acogido sus órdenes demostrando con ello el heroísmo sin par de este pueblo que os vio nacer para honra y orgullo del mundo entero".

Y yo, como en el chiste de Eugenio, pregunto: "Vale, vale, pero... ¿hay alguien más?" Existe, insisto, la posibilidad cierta de que yo sea muy tonto y no me haya enterado de nada pero, Sergio, ¿quién miente, tú cuando niegas que quisieras irte libre o Florentino Pérez cuando lo dijo el lunes pasado? Como alcalde nuestro que eres nos debes una explicación y esa explicación nos la vas a dar... ¿cuándo? Y por último: si yo fuera Florentino Pérez me acogería al pie de la letra a lo dicho por Ramos cuando ha asegurado que en el Real Madrid jugaría gratis porque a él nunca le ha importado el dinero. Ojo, hablamos de cerca de 50 millones brutos, ¿eh? Y si, como me malicio, en esa reunión privada le ha arrancado algo a Florentino, igual hablamos de algo más, igual estamos hablando de 100. ¿Qué mayor muestra de madridismo que no cobrar por jugar? Ya lo dice el proverbio chino: "Si no quieres que se sepa, no lo hagas".

A continuación