El penúltimo raulista vivo

Que contraten a Rojas Marcos antes que a Rudy Fernández

El Real Madrid de fútbol encumbra a Reina (claramente seleccionable por Vicente del Bosque por delante del otro Reina, Pepe, desde el 0-0 del sábado pasado) y el de baloncesto convierte en trascendente un título, la Supercopa de España, ciertamente irrelevante y por el que nadie se preocupa... salvo que uno pierda con el Barcelona por más de treinta puntos, entonces sí, entonces "estalla la bomba informativa". Hace tiempo, con otro proyecto y con otra plantilla, ya dejé aquí mismo escrito que los culés parecían Aliens y los merengues Heidis, tal era la distancia sideral que existía entre ambas plantillas. Al parecer, tras la debacle del otro día, la cosa no ha cambiado sino a peor con el consiguiente desgaste que supone eso para una sección puesta en entredicho desde tiempos inmemoriales.

Juan Carlos Sánchez dice que nadie cuestiona a Messina... ¿De verdad que nadie?... Sí existe un sector importante de aficionados (y los aficionados son los dueños reales del club, ¿a que sí?) que se preguntan qué narices pasa en ese equipo, cómo es posible que no valgan jugadores, entrenadores o directores deportivos, y si el italiano es o no es el hombre adecuado para reconducir el timón. Claro que si un tío que lo ha ganado todo varias veces y en varios equipos no es capaz de dar con la tecla correcta de esta sección, entonces... "Mayday, mayday, Bernabéu, tenemos un problema". Supongo que, independientemente del curriculum vitae del entrenador, el que a Messina le pongan en el centro de la diana será al final una cuestión de tiempo y, sobre todo, de resultados.

Me cuentan que Florentino Pérez está obnubilado con Messina, que le tiene en un altar y con velas y que, yéndose a por Mourinho, buscaba más o menos el mismo efecto que con el italiano; prescindir de Ettore, como por supuesto sería hacerlo de José, supondría una claudicación definitiva y tempranera del "florentinismo", de ahí que el presidente se encuentre atado de pies y manos. Otra reunión, nueva conjura, más declaraciones... lo mismo de siempre. Lo que le pasa a este Real Madrid con el actual Barcelona tiene que ver más con lo psicológico que con lo estrictamente deportivo; mi consejo es que contraten a Luis Rojas Marcos antes que a Rudy Fernández. Me duele y me entristece reconocerlo pero contra Joan Plaza vivíamos infinitamente mejor, dónde iba a parar.

A continuación