El penúltimo raulista vivo

Pues sí, Cristiano es mejor que Messi

Si ya me pareció verdaderamente fantástica la interpretación que de lo dicho por Marcelo a Globoesporte se hizo por parte del periobarcelonismo, más aún me lo ha parecido el juicio de valor que algunos colegas de la prensa catalana han realizado de la matización que el jugador brasileño ha hecho de sus propias palabras, las que él mismo pronunció (o no, porque yo no las he oído) y de lo que quiso decir realmente a propósito del duelo Cristiano-Messi. El caso es que Jesús Galindo, por ejemplo, comenta en Mundo Deportivo que "Marcelo se sinceró" y "dándose cuenta del revuelo que se había organizado, sin descartar que haya recibido algún toque del club para que rectificara sus palabras, sin desmentir su frase sí la puntualizó en las redes sociales"; pero Marcelo no hizo lo que Galindo dice que hizo, Marcelo sí desmintió así en twitter sus declaraciones: "Malinterpretaron lo que yo dije, Messi fue el último en ganar el premio pero para mí, sin dudas, el mejor es CR7". No suena a "matiz", ¿verdad?... A alguien le va a crecer la nariz.

Me encanta esa clase de periodismo que elucubra acerca de razones ocultas, tramas imposibles e indemostrables conversaciones de barra de bar mientras que, al mismo tiempo, cierra los ojos ante la realidad pura y dura. Quiero decir que, si de presiones quería hablar Mundo Deportivo, el compañero Galindo lo tenía literalmente a huevo, y perdóneseme la expresión, para investigar la historia de un chantaje... por contrato. Me refiero a las declaraciones que Samuel Eto'o realizó el 21 de septiembre de 2006 en las que confesaba lo siguiente: "Mi contrato me obliga a aprender el catalán"; luego el camerunés reconoció que el suyo no era el único caso de la primera plantilla y que había más compañeros en su situación. Nadie podrá negarme que ése sí que era un tema apasionante para la investigación, pero desafortunadamente el periobarcelonismo pasó de puntillas por aquello, que tenía delante de sus propios ojos, y sin embargo ahora fantasea sobre una llamada de Florentino Pérez a Marcelo a las tres de la madrugada para advertirle de que no vuelva a decir esas cosas. ¿Recibirían presiones?...

Sobre el asunto en cuestión (el precioso espectáculo futbolístico que nos están ofreciendo Messi y Cristiano), quiero decir tres cosas; la primera es que a los antimadridistas nunca les han importado por supuesto las declaraciones de Marcelo sino el daño que con ellas pudiera hacérsele al club blanco: pinchan en hueso; la segunda es que servidor y picapedrero también piensa que Cristiano es un futbolista más completo que Messi, y por lo tanto mejor que el argentino; y la tercera es que esto que pienso yo lo piensa mucha otra gente profesional como Carlos Martins (6 de enero de 2012), Raúl Baena (12 de febrero de 2011), Ricardo Costa (19 de mayo de 2012), Pedja Mijatovic (30 de abril de 2012) o Alex Ferguson (27 de abril de 2012); y al llegar al entrenador del Manchester me he cansado de buscar. Todos y cada uno de ellos, mayores de edad y en sus cabales, han dicho en voz alta y sin miedo algo que parece haberse convertido en un pecado mortal: Cristiano es mejor que Messi. Pues sí, lo es.

A continuación