El penúltimo raulista vivo

Prefiero Saw

Efectivamente, tal y como yo suponía, la información de Roberto Gómez publicada ayer en Marca era buena y Vicente del Bosque medita seriamente si asistir o no al acto de entrega de la medalla de oro del Real Madrid. Vayamos por partes...

1.- Florentino Pérez se equivocó al prescindir de Del Bosque como primer entrenador. Las cosas funcionaban con él al frente y el técnico que eligió para suplir al salmantino, Carlos Queiroz, empeoró lo que ya tenía el club. De hecho, desde que se decidió no seguir con el actual seleccionador nacional, el Madrid inició un frenético baile de entrenadores que, al parecer, ha tocado a su fin con José Mourinho, el ideal.

2.- Entiendo que, habiendo conquistado dos Champions y con una Liga aún caliente en el bolsillo, la decisión de Florentino sorprendiera a Vicente. La explicación del salto de calidad, y más aún viendo lo que llegó después, no se tenía en pie. Comprendo que Vicente no trague a Florentino y que Florentino no tenga a Vicente entre su grupo de madridistas predilectos. Existe inquina personal entre ambos.

3.- Me dicen que alguien ha dicho (lo siento por la inexactitud, pero hace dos años que no oigo casi nada de radio deportiva) que el Real Madrid tiene que pedirle perdón a Del Bosque. ¿Por qué?... El asunto sería interminable si los grandes clubes de fútbol, y no sólo el Madrid, tuvieran que pedirles perdón a todos sus damnificados o a aquellos que en un momento u otro se sintieron perjudicados o maltratados. El Real Madrid no echó a Del Bosque; el Real Madrid decidió no renovar el contrato de Del Bosque. ¿Fue un error?... Sí, pero de ahí a que el club tenga que arrodillarse...

4.- La buena fortuna de España se ha vuelto contra Florentino. Me explico: si Luis Aragonés hubiera decidido continuar en su cargo, absolutamente nadie se acordaría ya de que el Madrid decidió no renovarle en 2003 el contrato a Del Bosque. Probablemente Luis habría conquistado el Mundial y ahora iría a por su segunda Eurocopa. La gente clama por un homenaje como es debido a Vicente pero no por sus treinta y tantos años de servicio al Real Madrid (Miguel Angel, Amancio, Benito o Camacho también estuvieron mucho tiempo en el club) sino por el éxito de Sudáfrica. La lectura que hace la gente es la siguiente: el Rey le nombra Marqués y Florentino pasa de él.

5.- Los principios, si es que uno los tiene firmes y cree realmente en ellos, han de ponerse en práctica también cuando perjudican. Por ejemplo: si por algo me llamó la atención y me emocionó el gesto de Del Bosque hacia Aragonés cuando la entrega del premio Príncipe de Asturias fue porque Vicente sabía que su antecesor en el cargo no habló nada bien de él antes y durante el Mundial, quiso cuestionar su estilo de hacer las cosas y yo creo que íntimamente deseó que España se estrellara estrepitosamente. Del Bosque se mordió la lengua, fue caballeroso, tiró para adelante y ganó a todos, incluidos sus enemigos. ¿Se muerde la lengua con Luis pero no lo hace con el club al que perteneció durante más de cinco lustros?

6.- A la fiesta organizada por Vicente del Bosque y Toni Grande se han adherido, tal y como era de suponer, Sport y Mundo Deportivo. Los primeros dicen hoy que "Del Bosque pasa de Florentino" y los segundos, más hirientes, que "Del Bosque niega al Madrid una vez más". El daño, tal y como decía ayer, ya está hecho. Aún puede ser peor: puede que Del Bosque efectivamente no vaya a recoger su medalla. Una venganza un poco pobre, la verdad. Prefiero Saw.

A continuación