El penúltimo raulista vivo

Porterazos

El mismo o parecido argumento empleado por Del Bosque para no volver a convocar en su día a Raúl ("heredé un equipo campeón y no vi razones para cambiar") es el que está utilizando ahora para no llevar a Valdés. Y creo que Vicente se equivoca nuevamente; si el de la "herencia luisiana" fuera un argumento futbolístico tan sólido como el actual seleccionador pretende hacernos ver, la pregunta sería otra bien distinta: ¿para qué cambiar a ninguno de los jugadores que consiguieron la Eurocopa? ¿Por qué no dejarles probar también en Sudáfrica hasta ver si eran capaces de repetir idéntica proeza?... Sin embargo Del Bosque, como era lógico y natural, ha ido introduciendo cambios, y no sólo tácticos, llamando a jugadores que no habían ido nunca con Luis al equipo nacional. Está bastante claro que Valdés está de largo entre los tres mejores porteros de España... ¿Entonces?

Ya comenté el viernes que Casillas podría estar bien, mal o regular que en el Real Madrid simplemente no habría debate. Pellegrini no va a cambiar de caballo en mitad del río y además Dudek, que tiene los dos pies, las dos manos y la cabeza fuera del club, no es ahora mismo tampoco un portero cuya calidad compense el desgaste que supondría llevar a la suplencia a Iker en el mes de marzo. Pero auguro que, salvo que lo despeje rápida y convincentemente, Vicente del Bosque no va a salir tan bien parado del debate Casillas-Valdés. El portero del Barcelona se muestra tozudísimo a la hora de demostrar que tiene que estar entre los 23 elegidos para la gloria del Mundial y el seleccionador sólo acierta a decir que quizás ha sido injusto con él; pues es muy fácil: deje de ser injusto de una vez por todas con el portero azulgrana y lléveselo al Mundial. ¿Qué se lo impide?

Salvo catástrofe, Iker será el portero titular de España en el Mundial de junio. Y, salvo cataclismo, el tercer portero irá a Sudáfrica de vacaciones. Del Bosque tiene la teoría, y yo no estoy en desacuerdo con él, de que esa tercera plaza de la portería debe ocuparla un portero muy veterano (Palop: el premio final a toda una carrera deportiva) o uno que esté empezando (De Gea: la preparación para el futuro inmediato). De forma que, para ser del todo justo, a lo mejor habría que plantear un debate Reina-Valdés más que uno Casillas-Valdés. Y aquí vuelve a entrar en acción el famoso "buen rollito" que Reina supo trasladar al resto del grupo en la Eurocopa. Pepe -como Palop, Diego López, César, Almunia y los ya citados De Gea y Valdés- son unos porterazos, y Del Bosque lo va a tener muy difícil para elegir a los números 2 y 3 del Mundial. Y la pantomima esa de la "desestabilización del grupo" (que ya afectó, por cierto, al jugador de campo que más veces ha vestido esa camiseta a lo largo de la historia) no debería inclinar la balanza de un lado u otro. Vicente: lleve al que más y mejor pare. Sea justo con Victor Valdés y déjese de herencias.
A continuación